Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Olympic Perú: “Casi el 100% del gas que se consume en Piura proviene de nuestros yacimientos”

Hoy en día Olympic Perú está en posición de entregar 35 MMPCD. La empresa además tiene un impacto directo e indirecto en diversas industrias, como la pesquera y la minera.

Olympic Perú opera los lotes XIII y VII en el norte del país. El gas natural que produce es actualmente suministrado a más de 18,000 familias en Piura, vía el  concesionario de distribución. El gas natural de Olympic también promueve el desarrollo  de las principales industrias del norte del Perú. Pero es el Lote XIII, según Jorge Galloso, su gerente comercial, el principal productor de gas natural en el norte del país. “Estamos básicamente enfocados en el desarrollo y en la masificación de gas natural en el norte del país, con el foco en la reducción de la pobreza energética”.

Hoy en día Olympic Perú está en posición de entregar 35 MMPCD con una capacidad de  procesamiento en sus facilidades de 45 MMPCD de gas natural, lo que la convierte en el aliado  preferente del sector doméstico e industrial de la región norte del país. “Casi el 100% del gas que se consume en Piura proviene de nuestros yacimientos”, resaltó Galloso en el Perú Energía 2024. La empresa además tiene un impacto directo e indirecto en diversas industrias, como la pesquera y la minera.

El gas natural de la empresa es de alta calidad debido a que es principalmente seco, 99% metano y sin contaminantes, óptimo para procesos de generación eléctrica y procesos industriales con alta confiabilidad de suministro.  

Desde octubre de 2023, Olympic Perú tomó el control del Lote VII y ya han iniciado trabajos de  gestión del conocimiento y de ingeniería de geociencias, con el objetivo de entender con mayor  profundidad posible los diversos yacimientos del Lote VII para la producción de gas natural y  petróleo. 

La importancia del gas natural en la transición energética del país es considerable; al  tener menor contenido de carbono que otros combustibles fósiles, reduce las emisiones de gases de  efecto invernadero y mejora la calidad del aire, al mismo tiempo que satisface la creciente demanda  de combustible. Asimismo, el gas natural juega un papel importante brindando seguridad de suministro ante la intermitencia natural de las energías renovables.