Gremios empresariales: «Los derechos humanos también son para esa clase trabajadora que ha visto vulnerada su libertad en un escenario de pugnas y violencia»

Gremios empresariales: «Los derechos humanos también son para esa clase trabajadora que ha visto vulnerada su libertad en un escenario de pugnas y violencia»

Los gremios empresariales como la Confiep, la SNMPE, ComexPerú, la AGAP y otros han comunicado que, “como empresarios de diversos sectores económicos y clase trabajadora de todas las regiones del país, necesitamos condiciones de seguridad y estabilidad para el desarrollo de nuestras actividades”. “Necesitamos propiciar una reconciliación nacional que involucre a las fuerzas políticas, a las instituciones del Estado, la academia, a las fuerzas del orden, a los trabajadores y los empresarios”, añadieron.

“Ese día a día que dedicamos al cultivo de la tierra, a recibir y albergar turistas, a proveer productos y servicios a nuestros clientes, al transporte de personas y de bienes, a la exportación de nuestros productos y materias primas, son el sostén de millones de familias en nuestro país”, informaron. “Necesitamos trabajar”.

“Los crecientes episodios de violencia ocurridos en las últimas semanas han colocado al Perú en una situación sumamente grave”, afirman. “Para muchos peruanos, esto representa la tristeza de haber perdido un familiar, la preocupación de tener algún pariente herido sea civil o policía, la pena de ver a un hijo estudiante detenido, la desesperación por no poder trabajar y sustentar a nuestras familias y la frustración por no poder comprar productos de primera necesidad que siguen elevándose debido a la falta de abastecimiento”.

Los gremios, en el que también aparece la Cámara de Comercio de Apurímac, la AGAL Majes y la Asociación MYPE Perú, manifestaron que “los derechos humanos también son para esa clase trabajadora que ha visto vulnerada su libertad en un escenario de pugnas y violencia; y en algunos casos, han sido víctimas de extorsiones y amenazas por discrepar con las medidas de protesta”. 

Para estas entidades privadas, es deber de las autoridades proveer a los peruanos de seguridad, pero sin vulnerar la integridad de nadie. Por su parte, el anhelo de grupos y organizaciones políticas promotoras de protestas, debe canalizarse a través de vías democráticas y de manera pacífica. “La propiedad pública y privada debe siempre respetarse”, subrayaron.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)