Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

HINO entrega 42 buses a Cruz del Sur para transporte de personal de Antamina

"Nos sentimos agradecidos y comprometidos plenamente por la incorporación de estas nuevas unidades HINO modelo FC BUS con tecnología Euro 5, las cuales representarán un significativo avance en las operaciones de transporte de personal en Antamina", dijo Bryan Palomino. 

HINO, la marca de buses y camiones de Toyota del Perú, concretó la entrega de 42 unidades a la empresa Cruz del Sur, empresa de transporte de personal que brinda servicios a la Compañía Minera Antamina. La empresa apunta a continuar fortaleciendo su presencia en el sector minero, que en la última década ha contribuido con cerca del 10% del PBI del país. 

“Nos sentimos agradecidos y comprometidos plenamente por la incorporación de estas nuevas unidades HINO modelo FC BUS con tecnología Euro 5, las cuales representarán un significativo avance en las operaciones de transporte de personal en Antamina, impulsando mayor seguridad y eficiencia en las mismas por contar con sistema de freno electromagnético de fábrica y telemetría HINO CONNECT”, sostuvo el gerente de Marca Hino de Toyota del Perú, Bryan Palomino

Luis Ramírez, director gerente general de Cruz del Sur, detalló que como proveedores del sector minero un elemento que toman en cuenta al elegir las unidades que usarán es la seguridad. Por esa razón, decidieron continuar apostando por ser clientes HINO. “Trabajamos desde hace 7 años con HINO y confiamos en la seguridad que ofrecen, así como su alta tecnología”, agregó. 

Los buses HINO están equipados con un motor de 210 caballos de fuerza, diseñado para ofrecer un rendimiento óptimo en las condiciones más exigentes. Esta potencia se combina con una transmisión manual de 6 velocidades, garantizando un control preciso y una conducción suave en todo momento.

Una de las características destacadas de los buses HINO es la inclusión de freno retardador de fábrica en todas sus unidades. El sistema de frenado auxiliar es importante para las operaciones mineras, ya que no solo mejora la seguridad al proporcionar un frenado adicional en pendientes pronunciadas, sino que también reduce el desgaste de los componentes del freno principal, prolongando la vida útil del vehículo y contribuyendo al ahorro de combustible.