Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Vicepresidenta de Sostenibilidad de Antamina lamenta que se hayan bajado los estándares para la formalización minera

“Estamos acelerando esa supuesta competitividad relativa de un sector informal que ojalá no nos gane la batalla, peor aún ilegal”, señaló Claudia Cooper.

 En el conversatorio “Exploremos el futuro de la economía mundial” del XV Simposio de la SNMPE, Claudia Cooper, vicepresidente de Sostenibilidad y Asuntos Externos de Antamina, sostiene que la minería ilegal ha crecido en el Perú y una de sus causas son las condiciones que el gobierno brindó para intentar incorporar de manera formal al sector informal.

Creamos este sistema es más fácil para ellos, eso generó y sigue ocurriendo que ese sector menos competitivo, informal y más pequeño crezca mucho más rápido. Y eso ha generado mayor rentabilidad de un sector informal, que además se condice con lo ilegal porque lo informal es opaco y, al ser opaco, la ilegalidad entra muchísimo más rápido, y ha empezado a tener mayor representación política porque al tener más rentabilidad puede financiar”, señaló.

En ese sentido, lamentó que se hayan bajado los estándares para la formalización minera con una serie de medidas, como el Reinfo, que le dieron facultades a los informales para ser mucho más competitivos y empezar a crecer más rápido.

“Estamos acelerando esa supuesta competitividad relativa de un sector informal que ojalá no nos gane la batalla, peor aún ilegal”, señaló.

Cooper advirtió que si el tamaño de las empresas informales sigue creciendo, la productividad del país irá cayendo, con lo cual, se va a ralentizar significativamente el crecimiento. Además, si se le suman los problemas de seguridad que trae tanto para empresas grandes, emprendedores y la ciudadanía en general, la afectación va a ser mucho mayor.

“Tenemos que ver la manera de ser un país menos dividido en dos. Esperamos en algún momento poder dejar la ‘esquizofrenia’ (que nos divide) y empezar a integrarnos, y aquella empresa que crezca debería ser premiada y no exactamente al revés”, afirmó.

De igual manera, recomendó que el OEFA empiece a fiscalizar a quienes ya tienen un tamaño importante y deberían estar teniendo estándares más altos de supervisión.