Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Roxana Serpa: El hidrógeno verde puede ser la solución a las crisis climática, alimentaria y energética

“El mundo vive tres grandes crisis: la crisis climática, la crisis alimentaria y la crisis energética. Y el hidrógeno verde puede ser la respuesta para esas tres crisis, pues existen muchas posibilidades que pueden adaptarse de este”, remarcó Roxana Serpa, consultora de transición energética, en el Jueves Minero «El desarrollo de la industria del hidrógeno verde en el Perú».

Durante el evento organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, destacó que el hidrógeno verde es altamente ecoeficiente en su producción, por lo que puede ser utilizado como insumo para la elaboración local de fertilizantes para la agricultura, o como vector para el almacenamiento de energía ante problemas de intermitencia en la red eléctrica.

“Por ello, el hidrógeno verde es la oportunidad histórica que tiene Perú, pues con sus propios recursos renovables del sol, el agua y el viento, puede situarse en una posición de no depender de la importación de combustibles. Eso nos da la seguridad y posibilidad de desarrollar una industria interna que antes no teníamos. No podemos seguir esperando”, indicó.

Ley de fomento

Más adelante, Roxana Serpa consideró necesario que el Gobierno promulgue la ley de fomento al hidrógeno verde, con el propósito adicional de que el Perú sea tomado en cuenta en los informes de organismos multilaterales especialistas en el tema, como la Agencia Internacional de Energía (IEA) o la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA).

“Nuestro país no aparece ni en las estadísticas, ni en los planes, ni en los financiamientos de estos grupos, porque para ellos el hecho de que el Perú no tenga política ni estrategia para el hidrógeno verde, en este momento, significa que no hay un convencimiento del Gobierno. Es importante el mensaje que el Poder Ejecutivo proyecte hacia afuera”, señaló.

Doble impacto

Seguidamente, Roxana Serpa recordó que Europa ha dispuesto para todos sus países que la producción interna cumpla con estándares de carbono neutralidad o bajo emisión de carbono, y que estos mismos requisitos serán exigidos para el ingreso de productos de países de otros continentes, con el objetivo de evitar cualquier práctica mercantil desleal.

“Y si el Perú no cumple estas condiciones para con sus productos, simplemente estos serán penalizados, y por lo tanto podríamos cerrar nuestros mercados a nosotros mismos. Por ende, no solamente se trata del cambio climático, sino también de la realidad económica. He ahí la relevancia del hidrógeno verde como insumo para nuestra producción”, aseveró.

Personal calificado

La consultora de transición energética resaltó que el Perú cuenta con la capacidad humana para responder correctamente a la llegada del hidrógeno verde, pues este no deja de ser una industria que requiere de profesionales conocedores del ensamblado de plantas, instalación de ductos y fabricación de maquinarias.

“Lo que yo diría es que necesitamos más personal calificado, nuevas ideas y nuevos métodos. La industria del hidrógeno verde creará una cantidad de trabajo increíble. Y a los jóvenes les pediría investigar cómo buscar soluciones que posibiliten que las tecnologías se comiencen a desarrollar en el Perú, para que cambiemos la dependencia a tecnologías”, complementó.

Las más leídas