Search
Close this search box.

Armando Gallegos, de GĚRENS: “La minería en el Perú solo será viable desde un enfoque de desarrollo territorial”

Las regiones mineras son muy heterogéneas, por lo que su potencial de desarrollo difiere dependiendo de la zona, dijo.

GĚRENS, institución del ámbito educativo y de la consultoría vinculada a la minería, alerta sobre la urgencia de un cambio de dirección en el sector minero. “La minería en el Perú solo será viable si la abordamos desde un enfoque de desarrollo territorial. Las grandes brechas que persisten en las zonas mineras deben ser cerradas y para ello necesitamos generar un círculo virtuoso tanto a escala nacional como en cada zona” menciona Armando Gallegos, presidente de la institución.

GĚRENS propone que para afianzar este círculo virtuoso desde el enfoque del desarrollo territorial se debe: contar con una visión y hoja de ruta compartida, generar nuevas políticas públicas que impulsen el desarrollo minero e  implementar un nuevo paradigma de la acción de la empresa.

Las regiones mineras son muy heterogéneas, por lo que su potencial de desarrollo difiere dependiendo de la zona. “Es importante armar el diamante de la ventaja competitiva regional, ver cuáles son las capacidades competitivas de cada región. Para ello es fundamental un estudio de base que permita formular estrategias innovadoras para las actividades económicas y sectores productivos a desarrollar con el impulso de la minería”, afirmó Gallegos. 

“El centralismo ha exacerbado la ausencia de conocimiento sobre la problemática territorial para el establecimiento de políticas públicas. Hay que revisar y adecuar las políticas públicas actuales, así como establecer criterios de monitoreo y evaluación. Particularmente 1) contar con una política nacional minera y 2) la revisión y adecuación de la política de asignación y ejecución de los recursos del canon y regalías mineras es una prioridad”, detalló el presidente de GĚRENS.

También se evidencia la necesidad de que las políticas públicas sean transversales y ataquen problemas estructurales como la migración, la volatilidad y dependencia de las transferencias fiscales, los efectos acumulativos, entre otros.

GĚRENS manifiesta que actualmente las empresas mineras más avanzadas han abrazado un nuevo paradigma de acción que está cambiando su modelo de negocio ya que la empresa hace suyo el propósito simultáneo de desarrollar la actividad minera y, a la vez, se plantea como objetivo central la mejora de vida de las personas, fortaleciendo la sinergia entre la actividad minera y la generación de bienestar.   

“Anticipar los riesgos asociados a la operación y buscar crear las condiciones que faciliten la obtención de la licencia social y el desarrollo territorial debe ser el accionar de toda empresa minera moderna. Un ejemplo puede ser el invertir en habilitadores para el desarrollo territorial, como asistencia técnica a las universidades y gobiernos subnacionales, así como el fortalecimiento de mecanismos de ciudadanía y participación de la sociedad civil”, refirió Gallegos.

Las más leídas