Search
Close this search box.

“Trabajando en los próximos pasos”: todo indica que Glencore volverá con una oferta más fuerte por Teck

Glencore Plc sigue adelante con su propuesta de US$ 23,000 millones para comprar Teck Resources Ltd. y busca conversaciones con la administración de la compañía canadiense, sin inmutarse por los firmes rechazos tanto de la junta directiva de Teck como del accionista mayoritario.

Glencore ha propuesto un acuerdo ambicioso de varias etapas para adquirir Teck por acciones y luego escindir los negocios de carbón de ambas empresas en una nueva empresa, dijo la agencia Bloomberg. El plan le daría a Glencore el control de las lucrativas minas de cobre de Teck en un momento en que el mundo se prepara para una escasez, y le permitiría salir del carbón térmico, el combustible más contaminante.

Sería el mayor acuerdo de Glencore desde su adquisición de Xstrata Plc en 2013, y la señal más fuerte hasta el momento de que las mineras más grandes del mundo están regresando a los mega acuerdos.

Teck rechazó la propuesta y dijo que su directorio no está interesado en una venta. Norman Keevil, el patriarca de la familia que controla Teck a través de una estructura de acciones de dos clases, emitió una declaración por separado, reiterando su oposición. En cambio, Teck dijo que continuará enfocándose en un plan anunciado en febrero para dividir sus propios activos de carbón por separado.

Pero Glencore parece no inmutarse. Tres horas después de que Teck anunciara su rechazo, el CEO de Glencore, Gary Nagle, y su equipo ensalzaron las virtudes del acuerdo a inversionistas y analistas en una conferencia telefónica y sugirieron que la historia aún no ha terminado, y Nagle describió las objeciones de Teck como “asuntos poco importantes”. “Se está trabajando en los próximos pasos”, dijo a los inversores. “Nos gustaría comprometernos más con Teck”.

LEER TAMBIÉN | No está a la venta: Teck rechaza «propuesta oportunista» de US$22.500 millones de Glencore

Analistas de RBC Capital Markets y Jefferies sugirieron que Glencore podría volver con una oferta más alta. La propuesta actual de todas las acciones representó una prima del 20% para las acciones de Teck cuando se presentó el 26 de marzo, y Glencore tiene mucho efectivo después de obtener ganancias récord el año pasado, particularmente gracias a su negocio de carbón enormemente rentable.

El plan de Glencore refleja un renovado apetito por los mega acuerdos entre las mineras más grandes, que se han contenido en gran medida después de una serie de transacciones desastrosas en el apogeo del último auge de las materias primas.

Pero también muestra cómo los grandes productores de carbón como Teck y Glencore están lidiando con el futuro de sus negocios: las empresas mineras buscan centrarse más en metales como el cobre y el níquel que se beneficiarán de la transición a la energía limpia y, sin embargo, el carbón aún sigue siendo un gran generador de ganancias.

Para Glencore, la propuesta representa el primer indicio concreto de que podría estar buscando salir del carbón térmico. La compañía ha continuado cosechando ganancias masivas del combustible más contaminante, incluso cuando los rivales se retiraron. Hasta ahora, simplemente había dicho que seguiría operando sus minas hasta que estén vacías, para 2050.

Mientras tanto, Teck anunció en febrero que planea dividir su propio negocio en compañías de carbón y metales básicos, en un movimiento que generó especulaciones de que podría convertirse en un objetivo, es decir, si los Keevils estuvieran dispuestos a vender.

Los accionistas votarán sobre ese plan el 26 de abril, lo que requerirá la aprobación de dos tercios de ambas clases de acciones y podría brindar una oportunidad para que cualquier inversionista que prefiera el plan de Glencore muestre su objeción. Sin embargo, Glencore se retirará si se aprueba la división de Teck, dijo Nagle.

Teck saltó hasta un 18% en Toronto el lunes, mientras que Glencore cotizaba un 2.6% a la baja.

Las más leídas