Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Roque Benavides: “Nos preguntamos cómo descentralizar el Perú, hagámoslo con la minería y otras actividades productivas fuera de las grandes ciudades”

El desarrollo de infraestructura en carreteras, electricidad, salud, educación y vivienda en zonas alejadas de nuestro país, se debió a una actividad minera que comenzó a industrializarse a gran escala en la ciudad de Cerro de Pasco durante los primeros años del siglo XX, afirmó Roque Benavides, decano del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú, en la inauguración de la Semana de la Ingeniería de Minas, en la que ensalzó la necesidad de seguir impulsando la minería como actividad puente del progreso.

Roque Benavides aprovechó el evento para rendir homenaje a los líderes que contribuyeron con llevar bienes y servicios de primer nivel a las comunidades andinas ante un Estado ausente, como Luis Hochschild, Ernesto Baertl, Jesús Arias y Alberto Benavides. “La Cerro de Pasco fue el inicio de la minería industrial en el Perú, y por supuesto después vinieron Milpo, Atacocha, Raura y Buenaventura, entre otros, y todos los ilustres profesionales, muchos de ellos ingenieros de minas, que desarrollaron esas empresas”, acotó.

“Nos preguntamos cómo descentralizar el Perú, hagámoslo con la minería y otras actividades productivas fuera de las grandes ciudades. A veces no somos entendidos, pero es evidente que nuestra industria ha contribuido al crecimiento del país a lo largo de su historia”, dijo.

Por ello, enfatizó que es necesario poner en valor la riqueza geológica de nuestro territorio, en vista de que existen 40 proyectos mineros con una inversión conjunta de 57 mil millones de dólares, cuya puesta en marcha permitiría emplear a más de 3.2 millones de peruanos. 

“Son puestos de trabajo descentralizados, formales y bien pagados, que generarían un círculo virtuoso con otras industrias. Los ingenieros de minas y los profesionales en general tenemos la responsabilidad de poner en valor estos recursos que tanto bien nos hacen”, invocó.

En respuesta a quienes ponen en duda el valor agregado de la minería y critican su verdadero impacto en la economía, argumentó que esta actividad fue impulsora de la construcción del ferrocarril del centro y con ello la conexión entre Lima y el resto del Perú. “Esta Semana de la Ingeniería de Minas es una oportunidad para llamar la atención de que la minería tiene mucho que aportar. Debemos convencer a nuestra gente que ellos también se pueden beneficiar, las comunidades altoandinas, los jóvenes estudiantes, todos”, remarcó.

Refirió que la industria minera continúa aplicando innovación y tecnología en cada una de sus etapas, gracias a que es complementada con disciplinas profesionales como la Ingeniería Civil, Industrial, Mecánica, Eléctrica, Electrónica, Ambiental e incluso Agropecuaria. 

“Todas estas disciplinas se aplican a una misma industria que puede generar valor para ellas. Decía Jorge Basadre que el Perú es más grande que sus problemas, y yo creo que parte del progreso está en nuestra minería que esperamos poner en valor”, sostuvo el ejecutivo.

Las más leídas