Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Quavii y Minem hacen posible primera conexión a gas natural de un hogar con el plan Con Punche Perú

El titular de Energía y Minas destacó el trabajo conjunto entre el sector privado y el Estado.

El ministro de Energía y Minas, Oscar Vera Gargurevich, llegó a la ciudad de Trujillo, en la región La Libertad, para participar en la conexión al gas natural del primer hogar, financiado por recursos del plan de reactivación Con Punche Perú, a través del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE), en el sector Nuevo Horizonte del distrito La Esperanza.

En marzo pasado, el Minem suscribió un convenio con la empresa responsable de la distribución de gas en el norte del país, Quavii, para la construcción de nuevas redes de gas natural y habilitación de hogares vulnerables en las ciudades de Trujillo, Chiclayo, Cajamarca, Chimbote, Huaraz, Paita y Talara.

El titular de Energía y Minas destacó el trabajo conjunto entre el sector privado y el Estado, y explicó que esta iniciativa tiene como objetivo concretar el tendido de 600 kilómetros de ductos para conectar al servicio de gas natural a cerca de 35,000 nuevas familias, en beneficio de aproximadamente 150,000 peruanos de escasos recursos.

“Tenemos el encargo de la presidenta de la República, Dina Boluarte, de llegar con la mayor rapidez posible a conectar los hogares más necesitados a este combustible limpio y económico, que se encuentra en nuestro país. Tenemos muchas reservas de gas y la población lo necesita para mejorar sus condiciones de vida y tener oportunidades de desarrollo”, recalcó.

El ministro Vera Gargurevich dijo que el Gobierno no solo impulsa la masificación del gas a través de las redes de ductos para hogares, sino también la conversión a gas natural de vehículos, a través del FISE, programa que ya ha transformado miles de unidades en diversas regiones, beneficiando la economía de las familias peruanas.

El ministro Oscar Vera señaló que el Perú tiene comprobadas reservas de gas natural que se debe aprovechar y por ello se espera llegar con conexiones domiciliarias los 2 millones de familias peruanas beneficiadas hacia fines del 2023.