Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Miguel Castilla: La transición a una economía descarbonizada implica asumir costos en el proceso

“Necesitamos una transición equilibrada y a la medida de la realidad de nuestro país”, enfatizó durante su presentación en el Perú Energía 2024.

El cambio de la matriz energética empezó con la introducción del gas natural, con el que “ha habido una reducción en los costos de energías que nos hace un país competitivo y también es una fuente de ingresos para los gobiernos regionales y locales”, dijo Luis Miguel Castilla, exministro de Economía y Finanzas, en el Perú Energía 2024.

El economista subrayó que cuando se habla de la descarbonización de la economía “se tiene que ponderar que hay costos en este proceso, es decir, costos en pérdidas de regalías y costos en canon que se dejarían de recaudar” por el desuso de un recurso tan vital como es el gas natural, en lugar de fuentes de generación renovable. 

“Necesitamos una transición equilibrada y a la medida de la realidad de nuestro país”, enfatizó durante su presentación de la conferencia titulada Rumbo Energético.

El socio de Videnza Instituto reconoció que fenómenos naturales de amplia gravedad, como las sequías, han puesto en entredicho la seguridad del suministro energético e inciden en el incremento del costo de la electricidad en el Perú, por lo que indudablemente “es necesaria una transición a energías limpias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la seguridad energética y reducir la dependencia a los combustibles fósiles”. 

Frente a otras economías, Luis Miguel Castilla destacó que el Perú es uno de los emisores de gases contaminantes más exiguos en el mundo y que este tiene una menor dependencia de fuentes no renovables y el doble de participación en fuentes renovables, “siendo la más dominante la generación hidroenergética, con lo que se configura “una matriz energética bastante limpia comparado con otros países”. 

Respecto a las energías renovables, evidenció que sus costos se han reducido de manera exponencial, siendo que el costo de la energía solar disminuyó en 90% y la energía eólica en 72%, entre 2009 y 2021, escenario que “viabiliza muchos proyectos, dado que es una tecnología mucho más accesible en el presente”.

Así pues, contextualizó que existen proyectos de recursos energéticos renovables en varias partes del Perú, como Arequipa, donde hay una cartera de proyectos por US$ 1360 millones en proyectos solares. “Hay 21 proyectos en curso en el país, es un sector dinámico y con bastante potencial”, puntualizó.