Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

IIMP rinde homenaje a David Ballón, empresario minero víctima del terrorismo, a 30 años de su partida

El 11 de setiembre de 1992 fue secuestrado en el distrito de Surquillo el ingeniero y empresario minero David Ballón Vera, a manos del MRTA, organización terrorista que luego de meses de extorsionar a sus familiares, terminó asesinándolo en febrero de 1993. Un hecho repudiable que permanecerá imborrable en la memoria de todos los que lo conocieron.

En el momento de su deceso, el ingeniero David Ballón ocupaba el cargo de presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), institución que lo recuerda y le rinde un sentido homenaje a tres décadas de su dolorosa partida. Justamente este año la Cumbre Minera, principal espacio de diálogo de PERUMIN, llevará nuevamente su nombre.

“Para nosotros la convención minera tiene una mística detrás de encontrarnos y compartir con todos los profesionales de la minería, pero también de recordar a los que han partido, algunos de ellos en condiciones bastante aciagas como la del ingeniero David Ballón”, indica Víctor Gobitz, presidente de la Cumbre Minera de PERUMIN.

Jorge Ardila, expresidente del IIMP, señala que con la muerte de David Ballón, el Perú perdió a uno de los principales promotores de inversiones mineras nacionales y extranjeras. Su trágica desaparición no solo enlutó a sus familiares, sino a toda a la familia minera. “Sus hijos Carlos y Oscar tuvieron que dirigir sus empresas en adelante”, recuerda.

Destacada trayectoria

El ingeniero David Ballón fue originario de Apurímac y desarrolló un importante liderazgo en el sector minero nacional. En 1969, fue director de Promoción Minera del Ministerio de Energía y Minas (Minem); en 1971, director general de Minería; y en 1972, director de Minero Perú.

Su más renombrado aporte lo realizaría desde el puesto de presidente del Banco Minero del Perú, cuando en 1976 creó la “Aceptación Minera”, mecanismo por el cual se otorgaba préstamos en condiciones ventajosas a favor de los pequeños y medianos mineros declarados en crisis. Además, fue fundador de las minas Katanga y Madrigal, Sudamericana de Metales Perú, Geotec, Boyles Bros Diamantina y presidente del directorio de importantes empresas mineras.

A nivel internacional, fue presidente del Directorio Consejo Intergubernamental de Países Exportadores de Cobre (CIPEC) en 1972; fue presidente de la delegación peruana a la reunión del Grupo de Hierro en Ginebra, Suiza y fue consultor del gobierno panameño y de la Corporación Minera de Cerro Colorado de ese país entre 1975 a 1981.