Search
Close this search box.

Carlos Castro, de Las Bambas: “Me gustaría hacer [notar] la diferencia entre una protesta social y los actos ilícitos, violentos. Porque cada uno de estos fenómenos requieren soluciones diferentes”

Carlos Castro, gerente de Asuntos Corporativos y Desarrollo de Negocios de Las Bambas, participó en la reciente jornada del Jueves Minero, donde reflexionó sobre las estrategias que se debe considerar para mejorar el clima de inversión minera en el Perú e incrementar nuestra capacidad de producción de cobre.

Durante este evento organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, Castro indicó que es importante analizar con claridad las protestas que han estado afectando a las operaciones mineras desde finales del 2021 y diferenciar el derecho a la protesta de los actos ilícitos, porque cada situación requiere soluciones diferentes.

“Me gustaría hacer [notar] la diferencia de lo que es una protesta social y los actos ilícitos, violentos. Porque cada uno de estos fenómenos requieren soluciones diferentes. Para enfrentar los actos en contra de la ley es fundamental el respeto al estado de derecho, lo cual también es necesario para la estabilidad de inversiones presentes y futuras en el país”, indicó Castro.

Explicó que para mejorar la atracción de inversiones mineras, además de respetar el marco de la ley, se debe trabajar en el sentimiento antiminero, y resaltó como imprescindible el desarrollo territorial bajo el liderazgo del Estado.

“Esa excelencia minera en la operación y ámbitos ambientales hay que llevarlo también al ámbito social. Que los grandes recursos que genera la minería sean utilizados eficientemente para mejorar la inversión pública”, precisó.

Debate nacional

Carlos Castro señaló que el debate nacional debería enfocarse en analizar cómo alcanzar nuestro nivel potencial de producción de cobre, con nuestros proyectos y operaciones, para cubrir la brecha mundial de cobre, que ascienden a unos 7 millones de toneladas del metal rojo. 

“El cobre es super importante para nuestra vida cotidiana y todos los peruanos deberíamos hacernos estas mismas preguntas. Un ciudadano de pie en promedio necesita unos 5.4 kilos de cobre para mantener su vida habitual. Los paneles solares, la energía eólica necesita mucho cobre y cada vez más”, refirió.

Por otro lado, dado que nuestro país es el segundo mayor productor mundial de cobre y actualmente se acerca en competencia la República Democrática del Congo, indicó que es necesario potenciar nuestra capacidad de producción, para lo cual se debe revisar los 74 proyectos de exploración que hay en cartera, de los cuales 39 son de cobre.

“El primer paso que podemos dar para acercarnos a nuestra capacidad de producción es revisar cada uno de los proyectos que tenemos en cartera, 9 años, (…) También podemos hacer análisis comparativos con otros países, en cuanto a cantidad de permisos para hacernos más competitivos y atraer mayor capital a nuestro país”, afirmó.

Además, resaltó que 34% de la inversión potencial está en Cajamarca, con proyectos como la reactivación de La Granja, El Galeno, Michiquillay, y Yanacocha Sulfuros. Por lo que consideró que debe darse especial atención a esta región para analizar los proyectos y ver la manera de impulsarlos.

“Hay una tarea en casa para dar un clima de bienvenida en términos de estándares normales para los permisos. Somos un país rico en metales, con sólidos fundamentos macroeconómicos y un talento humano de clase mundial”, añadió.

Las más leídas