Search
Close this search box.

Para José Vizquerra, el futuro de la industria del oro en el Perú hacia el 2030 “es terrible”

El Perú tendría reservas solamente para 29 años.

Durante su participación en proEXPLO 2023, José Vizquerra, presidente y CEO de O3 Mining, advirtió que el Perú se enfrenta a un contexto de reducción de reservas y producción de oro, lo que debiera ser revertido para aprovechar el precio alto del metal, el cual se mantendrá por encima de los US$ 2,000 por lo menos hasta el siguiente año y promediará los US$ 1,700 en el largo plazo.

“Si nos enfocamos en reservas, el Perú tendría reservas solamente para 29 años. O sea que si creemos que vamos a ser ricos y a producir el oro por siempre, el tiempo vuela”, dijo. “Hace más de 30 años, específicamente en 1992, teníamos el descubrimiento más importante del mundo, Yanacocha, y este ya no es lo que era antes, ya no produce 3 millones de onzas”, expuso durante una charla técnica”.

El ejecutivo adicionó que similar situación se vive a nivel mundial, donde los recursos de oro decayeron a 1 millón 672 mil onzas, por lo que resulta necesario acelerar el desarrollo de los proyectos mineros de oro hasta convertirlos en unidades productivas para satisface la demanda actual y futura.

“Podemos ver que en el 2016 se tenía mayores recursos de oro en comparación de lo que se tiene en 2022, pero estos recursos no fueron encontrados ese mismo año, sino posiblemente hallados seis o diez años antes”, explicó.

Para José Vizquerra, el futuro de la industria del oro en el Perú hacia el 2030 “es terrible”, pues en el presente afrontamos grandes dificultades de tramitología para la aprobación de permisos de exploración y de perforación en menores tiempos.

“Tenemos que hacer un esfuerzo inmenso por trabajar conjuntamente con la industria para agilizar los procesos burocráticos, y quizá agilizar los procesos burocráticos a nivel general, pues no están empujando a ser informales porque las cosas no se dan”, argumentó.

Asimismo, el también presidente de Silver Mountain Resources sostuvo que las tasas de interés se han incrementado gradualmente y sin parar desde el 2004, y no ha sido hasta que estas empezaron a decaer en 2016, cuando recién pudo recuperarse el precio del oro.

Sumado a lo anterior, sustentó que el oro también se vería beneficiado con la entrada de una recesión económica a nivel mundial que podría venir después del 2023, ya que el metal se convertiría en un activo refugio para sortear la crisis y elevaría aún más su cotización.

“Los bancos más importantes a nivel mundial son sumamente optimistas con el precio del oro. Ellos estiman un promedio del oro de los US$1700 en el largo plazo. Pero ciertamente, si yo tuviera que tomar mi propia percepción, creo que vamos a seguir viendo el oro por encima de los 2000 dólares por lo pronto hasta el siguiente año”, previó el ejecutivo.

José Vizquerra reflexionó que el Perú tiene la obligación de producir oro de manera adecuada y ordenada para atraer a más gente joven que apuesten por una minería responsable con el entorno social y ambiental, creadora de empleo y palanca de la reducción de la pobreza.

“La única de atraer inversión es dando las condiciones necesarias para que este dinero ingrese al país y podamos generar la mayor cantidad de trabajo a la mayor cantidad de gente. No solamente competimos por el dinero y los recursos naturales, competimos también por el talento humano”, concluyó.

Las más leídas