Search
Close this search box.

Chile presenta su modelo público-privado para explotar el litio

Chile es el segundo mayor proveedor del ingrediente clave en las baterías, pero ha estado perdiendo participación de mercado frente a países como Argentina.

El gobierno de Chile entregó su tan esperada política de desarrollo de litio en la que el Estado se asociará con empresas en proyectos para aprovechar más de las reservas más grandes del mundo del metal para baterías. El presidente Gabriel Boric anunció el nuevo modelo en un discurso de televisión nacional el jueves por la noche. Inicialmente, el conglomerado cuprífero estatal Codelco buscará socios para nuevos contratos. Luego, ese rol lo asumiría una compañía nacional dedicada al litio.

“Chile tiene una de las mayores reservas de litio del mundo. Un mineral que al estar en las baterías de almacenamiento de energía, de autos y buses eléctricos resulta clave en la lucha contra la crisis climática y una oportunidad de crecimiento económico que difícilmente se vuelva a repetir en el corto plazo”, dijo Boric.

El mandatario del país vecino señaló que “en Chile, hoy el litio sólo se extrae en el Salar de Atacama y aún así la producción de nuestro país representa más del 30% del mercado global. El potencial que tenemos es enorme. Además del Salar de Atacama, existen más de 60 salares y lagunas salinas. Esta política por tanto, también será una cruzada para explorarlos, evaluar su potencial extractivo y muy importante también delimitar las áreas y lagunas protegidas en donde no se instalarán faenas”.

La administración de tendencia izquierdista está buscando un papel más importante para el estado en un metal que es fundamental para la transición de energía limpia. Al mismo tiempo, las autoridades quieren atraer más capital privado, defender el medio ambiente y avanzar más en la cadena de valor. “Chile tiene algunas de las reservas más grandes del mundo”, dijo Boric. “Esta es una de nuestras mejores oportunidades para avanzar hacia una economía sostenible y desarrollada”.

La nación latinoamericana es el segundo mayor proveedor del ingrediente clave en las baterías de los vehículos eléctricos, pero ha estado perdiendo participación de mercado frente a países como Argentina, donde las reglas más favorables para los inversores han provocado un auge. La producción chilena actualmente está restringida a dos empresas, SQM y Albemarle Corp. Sus contratos expiran en 2030 y 2043, respectivamente.

En el nuevo plan, el Estado tendrá participaciones mayoritarias en cualquier nuevo contrato de producción, dijo Boric en su discurso. Además, Codelco se encargará de negociar con SQM y Albemarle una participación del Estado en sus contratos en el Salar de Atacama antes de que expiren sus licencias.

Esta semana, BYD de China obtuvo acceso a precios preferenciales para fabricar carbonato de litio de grado de batería en una planta que comenzará a operar a fines de 2025.

Las más leídas