Search
Close this search box.

Aprobación de proyecto de US$2.000 millones de Antamina demora en el Senace por “rondas de observaciones que siempre se generan”

Para extender vida de operación hasta el 2036.

La vida de Antamina se acerca a su final (2028) y para continuar en actividad la empresa espera la aprobación de la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental (MEIA) para extender su vida hasta el 2036. La inversión implicada en el proyecto ronda los US$2.000 millones, y según Víctor Gobitz, presidente y CEO de Antamina, en declaraciones al diario Gestión, la aprobación del documento por parte del Senace se ha demorado y esto tiene que ver “con las rondas de observaciones que siempre se generan. Hemos pasado la primera ronda, estamos en la segunda, pero dado el tiempo transcurrido y que son no menos de tres rondas, la proyección [de la fecha de aprobación final] ha cambiado”.

A juicio de Fabiola Sifuentes, vicepresidenta de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Antamina, el proceso de observaciones está “tomando tiempo por el entendimiento del volumen de datos que se solicita”. “Estamos en coordinación con el Senace, viendo la manera de optimizar esto, para que las observaciones sean menores”, dijo. “Son muchas autoridades opinantes y Senace integra la información”.

Las observaciones, principalmente, vienen asociadas “a mayor detalle del desarrollo del componente minero, de cómo será el botadero, la presa de relaves y también que expliquemos un poco más acerca de las medidas de manejo ambiental y social que está proponiendo el documento”, dijo Sifuentes.

Con respecto a la inversión, Gobitz Colchado explicó que en los ocho años de extensión de vida, habrá una “inversión menor” de sostenimiento por US$ 50 millones al año, que resulta en US$ 400 millones en total, “y es lo que se suma a los US$ 1,600 millones [informados inicialmente]. Senace nos pidió que sumáramos las cifras. Es el único cambio que se ha introducido en referencia a la inversión”.

El CEO de Antamina refirió que si logran obtener la aprobación del MEIA hacia finales de este año, todo el 2024 lo dedicarán a gestionar los permisos de construcción. “Algunos son más sencillos que otros, pero es un trabajo adicional”, aclaró. “Un trámite adicional. En algunos casos hay obras que pueden ser muy tempranas (y se pueden iniciar) en el segundo trimestre del año 2024”.

Las más leídas