Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Vale transforma relaves en mineral de hierro de alta calidad para alimentar la producción de acero

El productor de metales Vale está convirtiendo 37 años de desechos mineros de mineral de hierro en el Amazonas en material de alta calidad para ser utilizado en la producción de acero. La compañía comenzó a extraer chatarra que se había vertido en una presa de relaves en Carajas, en el norte de Brasil, desde 1985 como parte de un proyecto en su mayor operación de mineral de hierro, según un comunicado de la empresa.

Vale está utilizando dragas totalmente eléctricas para extraer los 140 millones de toneladas de relaves, junto con bombas que funcionan con hidroelectricidad en lugar de combustibles fósiles. Después de eso, el mineral se somete a un proceso que utiliza imanes para separar las partículas ferrosas de los contaminantes y mejorar su calidad.

El equipo evitará la emisión de 484 000 t de dióxido de carbono durante una década, dijo la minera con sede en Río de Janeiro, lo que equivale a las emisiones anuales de 104 000 automóviles a gasolina.

Se espera que la operación alcance la capacidad total anual de 10 millones de toneladas para 2026. Eso podría traducirse en 8,3 millones de toneladas de gránulos, o alrededor de una cuarta parte de la producción total de Vale el año pasado. Esta es la primera vez que Vale utiliza esta tecnología en sus operaciones del norte. Gelado debería ayudar a mejorar la seguridad de una presa de relaves en medio de la selva amazónica de Brasil.

“Es un proceso innovador que busca la sustentabilidad al explotar los relaves depositados en la presa Gelado desde que la planta entró en operación en 1985”, dijo Joao Falcao, gerente ejecutivo de operaciones de Carajas.

El material, que es rico en partículas de mineral de hierro, se procesará como suministro para una planta que produce gránulos que se utilizarán en altos hornos para la fabricación de acero. El proyecto Gelado de US$485 millones tendrá una capacidad de producción inicial de cinco millones de toneladas al año.

La inversión encaja en la estrategia de Vale de cambiar hacia un mineral de mayor calidad que requiera menos energía para procesar a medida que la industria siderúrgica busca alternativas para reducir las emisiones. 

El productor de mineral de hierro número 2 del mundo dijo que quiere liderar el suministro de materiales más limpios a sus clientes para capturar primas más altas y lograr el objetivo de reducir las emisiones de sus proveedores y clientes en un 15% para 2035.

Las más leídas