Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

“Este vehículo es propiedad de un hermano comunero”: vándalos quemaron coches de empresas comunales, no de Antapaccay

Las empresas comunales que ofrecen servicios a Compañía Minera Antapaccay se han pronunciado frente a los actos de violencia perpetrados en los últimos días pues ellas también son víctimas. IMELFE SAC es una empresa Espinarense que “a fuerza de trabajo y sacrificio viene cumpliendo un rol empresarial junto a sus dignos trabajadores locales, naturales de la provincia de Espinar, quienes han sufrido un atentado delincuencial donde quemaron sus unidades vehiculares que se encontraban al servicio de su personal y atención al proyecto, hecho ocurrido el día jueves 12 de enero del 2023”.

La empresa comunal, de acuerdo a sus contratos de trabajo, se encontraba realizando la ejecución del mapeo de las zonas de trabajo y la determinación de los puntos para la instalación de puertas en los cercos perimétricos de Antapaccay, como parte de los contratos a cumplir con la minera, razón por la cual “las unidades vehiculares se encontraban estacionados en la Playa de Estacionamiento de la Garita Principal de las instalaciones de la Minera Antapaccay”.

Los manifestantes vandálicos tomaron por asalto el asentamiento minero Antapaccay, quemando en su totalidad las dos unidades vehiculares, propiedad de la empresa comunal. “Hacemos constar que estas acciones violentas e intimidatorias son una demostración de la grave crisis y la amenaza agravada en que se encuentran los Derechos humanos y derechos al trabajo, especialmente el derecho de trabajo como derecho fundamental para el sostenimiento familiar de nuestros trabajadores espinarenses”, comunicó IMELFE SAC. “Lamentamos las irreparables pérdidas de vidas humanas y hacemos un llamado para que todos nos unamos para sacar adelante a nuestra patria, en un ámbito de paz y armonía, pues los actos legítimos de protesta no pueden desbordar en vandalismo, daño a la propiedad privada y pública, ni afectar al derecho al libre tránsito”.

Otra afectada es la empresa comunal Tintaya Marquiri. Esta organización afirma que un grupo de pobladores de “comunidades vecinas” retuvieron una camioneta que se encontraba al servicio de “nuestra empresa comunal”, que brinda el servicio de transporte a Antapaccay. “Luego de forzar al conductor a que baje del vehículo, procedieron a llevársela hasta la vía Pallpata-Espinar, donde le prendieron fuego”. “Este vehículo es propiedad de un hermano comunero”, alega la empresa, “quien en este momento se encuentra afectado emocionalmente así como toda su familia”.

“La empresa comunal de Tintaya Marquiri rechaza enérgicamente estos actos desproporcionados que ponen en riesgo la integridad de nuestros hermanos comuneros”, aseveraron.

Las más leídas