Zonas de alta ley y más capacidad de procesamiento: las mineras, en busca del metal perdido

Zonas de alta ley y más capacidad de procesamiento: las mineras, en busca del metal perdido

No todas las mineras reanudarán sus operaciones al mismo tiempo en el Perú, una vez el país se supere la crisis por el Covid-19. No se puede y no es lo más inteligente, según Víctor Góbitz, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP). Pero casi todas seguirán prácticamente  dos caminos para recuperar el tiempo —y el mineral— perdido desde que se decretara el aislamiento social como medida para detener los contagios. 

Las operaciones subterráneas, vaticina Góbitz Colchado, optarán por enfocar su plan de minado en las zonas con mayor contenido metálico: «Todos sabemos dónde está el mineral de alta ley, y lo vamos explotando racionalmente, pero en este caso, para levantar la producción y salir rápido de la crisis financiera que se está generando, las minas tendrán que enfocarse en la alta ley». Como corolario, añadió, los programas de exploración deberán hacer hincapié en recuperar ese volumen de alta ley que se consumirá en 2020.

La estrategia que seguirán los mastodontes de la minería peruana, usualmente a tajo abierto, es distinta y se basará en el incremento del volumen y de la mayor capacidad de procesamiento. Si antes sus planta concentradoras comían por dos, ahora lo harán por tres o cuatro. Víctor Góbitz conjetura que muchas asimilarán como vía el levantamiento de cuellos de botella —en la zona que fuere, sea esta la mina o acaso la planta de procesos— para aumentar la capacidad de procesamiento del mineral. 

Perú produce más de seis metales, pero esencialmente cobre y oro, y la actividad minera contribuye con alrededor del 12% de su PBI. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)