Yuri Sáenz More: «Decisión de inversión en Yanacocha Sulfuros se tomaría en 2021»

Yuri Sáenz More: «Decisión de inversión en Yanacocha Sulfuros se tomaría en 2021»

Una de las últimas acciones sociales de Yanacocha en Cajamarca fue poner en funcionamiento una planta de oxígeno, que servirá para salvar decenas o acaso centenas de vidas de los pacientes COVID-19. No obstante, la operación minera debe continuar pues es uno de los más grandes contribuyentes del país y la región. Yuri Sáenz More, gerente general de Minera Yanacocha, revela esta entrevista que los planes de producción de la empresa se mantienen en pie y brinda detalles técnicos de lo que será en el futuro Yanacocha Sulfuros, el plan de Newmont para extender la vida de la operación por al menos dos décadas, seguir contribuyendo con la producción aurífera y aumentar la de cobre. Esta entrevista aparece en la edición Nº80 de la revista Energiminas.

¿Podrá Yanacocha cumplir con sus estimados de producción para fines de este año?

Estamos en camino de cumplir con nuestras estimaciones de producción de 335 mil onzas de producción total para 2020, incluidas las participaciones de Newmont y Buenaventura. A principios de mayo ejecutamos un reinicio seguro y eficiente de la mina, luego de reducir la operación a mediados de marzo en respuesta a las restricciones de viaje impuestas por el gobierno peruano. El personal en número limitado permaneció en el sitio para realizar trabajos esenciales, incluyendo seguridad, tratamiento de agua, protección del medio ambiente. La producción de oro continuó desde plataformas de lixiviación.

¿Cuál es la estrategia de minado que ha adoptado la empresa tras el reinicio de sus operaciones? ¿Irá a por las zonas más altas en ley mineral y por utilizar al 100% su capacidad instalada?

Siguiendo los valores de nuestra empresa: cuidado de la salud y seguridad, responsabilidad, integridad, sostenibilidad e inclusión y diversidad, la prioridad ha sido recuperar parte de la producción impactada, minimizando costos y la afectación en los años futuros. Aún no hemos alcanzado el total de la capacidad instalada porque estamos muy enfocados en nuestros controles preventivos en las áreas de alojamiento y alimentación, así como en aplicar los protocolos de higiene en las actividades operativas, que antes del COVID-19 ya estaban en altos niveles de utilización. Por ejemplo: el tiempo que ahora se toma en sanitización durante el cambio de guardia o relevo de operadores, afecta el uso del equipo.

La mascarilla es ahora un equipamiento esencial en toda operación minera.

¿Ha sido una buena idea, y más en estos tiempos de pandemia, tener en funcionamiento su proyecto Quecher Main, inaugurado el año pasado?

Quecher Main es parte de la estrategia de sostenibilidad de la empresa y nos permite continuar agregando valor a nuestros stakeholders clave, mientras desarrollamos los nuevos proyectos y avanzamos en el cierre concurrente de los sectores agotados.

Muchas empresas mineras sostienen que estarán operando al 100% en julio. Otros como el gerente general de Nexa Resources creen que es imposible llegar al 100% porque no se puede contar con el total del personal. Y otros como Las Bambas sospechan que alcanzarán el 100% de su capacidad en setiembre. ¿Qué creen sobre esto en Yanacocha? ¿En qué porcentajes de operación están?

Todos los nuevos protocolos preventivos en nuestra operación están en funcionamiento para permanecer, pero al aplicar iniciativas de mejora continua en la «nueva normalidad» en el campo, podremos mitigar sus impactos durante este trimestre. Actualmente no estamos en niveles de tener a nuestro personal completo debido a las ausencias como resultado del virus, pero entendemos que estamos viviendo una situación difícil. Algunos de nuestros trabajadores pertenecen a grupos vulnerables, están previniendo el contagio o les resulta difícil reportarse a trabajar. Estamos brindando a nuestros trabajadores las facilidades para cuidarse a sí mismos y a sus seres queridos. Estamos cubriendo las ausencias con un fuerte compromiso del personal disponible, y somos optimistas acerca de alcanzar niveles más altos de personal a medida que disminuye el impacto del virus.

Las pruebas covid-19 son constantes.

Con respecto a la estructura de costos, ¿la pandemia también les ha obligado a acondicionar campamentos y ampliarlos para cumplir con la distancia social? ¿Cuánto más están invirtiendo en la operación este año para cumplir con los protocolos?

Estamos trabajando en ampliar la capacidad de campamentos, comedores, cocinas y otros espacios. Cada potencial punto de aglomeración de gente, es un potencial lugar de contagio que requiere cambios en la infraestructura de la operación y en ajustar la capacidad de servicio ofrecida.

Por cierto, ¿creen que el precio actual de la onza de oro es sostenible?, ¿seguirá al alza al menos hasta que se encuentre la vacuna, se disparará aún más como creen algunos bancos de inversión o encontrará pronto su punto de equilibrio?

Teniendo en cuenta que el precio del metal es una función de la oferta y demanda del mismo y de las variables macroeconómicas globales impulsadas por la incertidumbre financiera, creemos que las condiciones siguen siendo favorables para precios más altos del oro en el mediano plazo. Incluso antes de la pandemia, los niveles de deuda aumentaban en todo el mundo y las tasas de interés eran muy bajas, creando una demanda renovada de oro. Desde la pandemia, el estímulo fiscal y monetario ha impulsado los niveles de deuda al alza, mientras las economías se contraen. Se espera que el escenario de interés ultra bajo a negativo persista incluso cuando pase la actual crisis sanitaria. Sin embargo, nuestros planes de minería consideran un precio de oro conservador de US$ 1.200 por onza troy, bajo una cultura de disciplina en costos y mayor productividad, lo que nos permite asegurar la rentabilidad, controlando lo que podemos controlar.

Con respecto al COVID-19, ha sido más notorio, durante la pandemia, la ayuda y la labor social que realizan las mineras en el país, en las zonas en donde la presencia del Estado es mínima o acaso nula. ¿Cree que las mineras durante estos momentos duros están haciendo en general una buena labor o pueden hacer aún más? 

Las empresas mineras son muy conscientes de que, en momentos tan difíciles como este, es cuando más debemos manifestar nuestro compromiso con las comunidades donde operamos. Estamos viendo que las carencias en nuestro país son múltiples, y la minería, en la medida de sus posibilidades, está aportando todo lo que puede para superar la emergencia.

En nuestro caso, al poco tiempo de desatarse la pandemia del COVID-19, la Corporación Newmont decidió crear un Fondo de Apoyo Global para brindar soporte a las comunidades vecinas a sus operaciones en el mundo, en los rubros de salud, seguridad alimentaria y reactivación económica. Al Perú se destinaron aproximadamente 3 de los 20 millones de dólares del Fondo, que han sido gestionados por Minera Yanacocha en Cajamarca.

Algunas de las acciones desarrolladas son las siguientes:

  • Donación de aproximadamente 30 000 implementos de bioseguridad (máscaras N95, full face, guantes, botas, uniformes) a profesionales de Salud, Policía Nacional, Compañía de Bomberos, Ronderos, entre otras instituciones. 
  • Provisión de transporte diario para el personal de Salud de diferentes hospitales cajamarquinos. 
  • Donación de 2000 pruebas rápidas al Gobierno Regional de Cajamarca. 
  • Donación de más de 11 700 canastas con víveres a las familias más vulnerables de nuestra zona de influencia.
  • Apoyo económico a 35 empresas pertenecientes a las comunidades vecinas de nuestra operación que suspendieron sus actividades debido al COVID-19, beneficiando con ello a más de 1300 familias.
  • Adquisición de 8 ventiladores electrónicos para el Hospital Regional de Cajamarca.
  • Creación de un fondo para ofrecer más de 800 créditos solidarios para beneficiar a las familias rurales más vulnerables, a través de un programa de microcréditos (UNICA). 
  • Durante las primeras semanas de la emergencia, en coordinación con el Gobierno Regional, cubrimos los gastos de hospedaje y alimentación de 240 personas que retornaban a Cajamarca y necesitaban cumplir con la cuarentena.
  • Y, en un esfuerzo importante, hemos donado una planta de generación de oxígeno al Hospital Regional Docente de Cajamarca, que producirá 30 m3 de oxígeno medicinal por hora. El monto de inversión de la planta bordea los 600 000 dólares americanos.

¿En qué consistirá exactamente este proyecto y cuán importante es para la compañía?

Es un proyecto que se desarrolla dentro de la huella existente de las operaciones de Yanacocha y que planea producir oro, cobre y plata. La primera fase del proyecto Sulfuros se enfoca en el desarrollo de los depósitos más rentables, y se espera que produzca aproximadamente 500.000 onzas equivalentes de oro por año hasta 2030 y extienda las operaciones de Yanacocha hasta 2040.

«Estamos en camino de cumplir con nuestras estimaciones de producción», afirma Yuri Sáenz More, gerente general de Minera Yanacocha.

Nos contó el señor Víctor Gobitz que uno de los inconvenientes de Yanacocha Sulfuros era decidir entre un método de explotación y otro. ¿Aún sigue en pie el debate a la interna de la empresa? ¿De qué métodos hablaba el señor Gobitz?

El método de minado ya está definido por una operación mixta entre tajo abierto y labores subterráneas. De igual manera, la metalurgia del mismo consistirá en el procesamiento de minerales sulfurados a través de un conjunto de procesos integrados según la ley y el tipo de mineral. Los sulfuros con alta ley de oro, luego de oxidarse bajo presión en autoclave, serán lixiviados en tanques y filtrados para extraer las barras de doré.  Los minerales con baja ley de cobre, pero con contenidos de oro y plata serán concentrados en flotación para luego ser oxidados bajo presión en autoclave, obteniéndose sólidos que siguen el proceso de lixiviación anterior. Para la solución con cobre, a través de un proceso de extracción por solventes y electrodeposición (SXEW) se obtiene cátodos de cobre. En el caso de minerales con baja ley de cobre, serán extraídos mediante lixiviación en pilas y el proceso SXEW.

Siempre hay espacio para afinar detalles y tomar oportunidades a través de un enfoque continuo de optimización con la participación de los socios de la empresa.

Lo último que supimos es que el proyecto Yanacocha Sulfuros estaba avanzando. ¿Qué tanto lo ha hecho? ¿Podría especificarnos en qué etapa está?

El proyecto se encuentra bajo trabajo intenso en la etapa de factibilidad definitiva, que incluye la ingeniería de detalle y trabajos tempranos.

¿Cree que este año el directorio de Newmont decida si se le da luz verde al proyecto o no, o cree que el COVID-19 ha tenido un impacto negativo en los planes de avance de la empresa?

La decisión de inversión se tomaría el año 2021, en forma conjunta con los demás socios. Por el nivel avanzado que se tenía en la ingeniería, el impacto del COVID-19 no ha sido significativo.

La operación minera está asentada en la región de Cajamarca.

Por cierto, en términos de inversión y generación de empleo, ¿qué implicará Yanacocha Sulfuros para el Perú en general y para Cajamarca en particular?

Este proyecto considera una inversión aproximada de US$2 mil millones, con parte importante de las adquisiciones y servicios hechos en el Perú y Cajamarca. Permite la expansión de nuestras operaciones y el potencial para extender la vida hasta el 2041, para continuar siendo un actor importante en el desarrollo económico de Cajamarca y del Perú, tanto directamente como por los beneficios a las cadenas de consumo. En términos de producción, esta etapa permitirá agregar 6,5 Moz equivalentes de oro durante la vida útil de la mina, que significan un importante aporte a la economía de nuestro país. 

Una última pregunta: ¿está Yanacocha preparada para una segunda ola de COVID-19, como el mercado así lo espera?

Aunque la situación es muy dinámica y aún tenemos mucho que aprender de ella, confiamos en que estaremos a la altura del reto, siempre que nos enfoquemos en el trabajo de prevención de los impactos del COVID-19 alineados a la normativa vigente en nuestro país y a los más altos estándares de Newmont. Siempre cumpliremos lo estipulado por los gobiernos nacional y regional para preservar la vida y salud de nuestros trabajadores, mientras aseguramos la continuidad operativa al menos de las operaciones mínimas y esenciales.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)