Versión de Tahoe Resources: Derrame en La Arena ha sido provocado por intento de robo de oro

Versión de Tahoe Resources: Derrame en La Arena ha sido provocado por intento de robo de oro

Según el reporte de emergencia de Tahoe Resources, el derrame  de una solución cianurada ocurrido el 29 de agosto en su unidad La Arena “han sido parte de un intento de robo de oro por parte de personas no identificadas. Esto habría ocasionado el derrame de aproximadamente 600 metros cúbicos de dicha solución hacia la quebrada Sayapampa”.

Una investigación interna de la propia minera, divulgada por Mining Weekly, sostiene que alguien, y no algo, cortó el ducto y a través de esa abertura introdujo bolsas de carbón en un intento por absorber el oro de la solución. Una de las bolsas de carbón bloqueó el ducto, lo que resultó en el derrame de la solución en un estanque de agua limpia que es descargada en el arroyo de Sayapampa.

El 31 de agosto, Tahoe Resources Inc. comunicó también que un grupo de entre 80 y 100 personas del centro poblado de La Ramada.

Al lugar, en el distrito de Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión, departamento de La Libertad, llegó el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). La versión del OEFA, que investiga los hechos, es esta y que no ahonda en los culpables, solo en el sucedo: un corte de la geomembrana y de una tubería que transportaba la solución cianurada.

OEFA continua realizando acciones de supervisión para determinar las causas de la emergencia ambiental, la responsabilidad de los hechos y los impactos generados”, añade el organismo.

Al respecto, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) afirmó que  “ante el derrame ocurrido el 29 de agosto en la unidad minera La Arena, de la empresa Tahoe Perú”, el ministerio “sigue de cerca las acciones tomadas por las autoridades encargadas de inspeccionar la zona en donde se produjo el derrame, quienes tienen a cargo la supervisión de este tipo de emergencias”.  “El MEM estará atento al resultado de la supervisión que está realizanco el OEFA en el campo y solicitará información permanente a la empresa sobre las acciones a tomar”, añadió el MEM.

El 31 de agosto, Tahoe Resources Inc. comunicó también que un grupo de entre 80 y 100 personas del centro poblado de La Ramada, a tres kilómetros de la operación minera de oro La Arena, ha “ilegalmente” traspasado la propiedad de la compañía, interrumpido las operaciones y exigido el pago por “supuestos impactos de las operaciones mineras a su comunidad”.

Estas propuestas, siempre el comunicado de Tahoe, han surgido en respuesta a las reuniones que ha tenido la empresa con ciertos residentes de La Ramada, quienes demandan “compensaciones monetarias” por los impactos ambientales del polvo y las vibraciones,  producto de las voladuras mineras.

Según Tahoe, las voladuras que llevan a cabo para extraer el mineral en La Arena cumplen con las leyes ambientales peruanas que exigen la protección del entorno y las comunidades. “Para garantizar la seguridad de los trabajadores, contratas y miembros de la comunidad, la compañía ha suspendido temporalmente las operaciones mineras, comenzando la noche del 30 de agosto” pasado, dice el comunicado. Tahoe ha ordenado a todos los trabajadores “permanecer en casa”.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)