Tecnología autónoma gana terreno en Caterpillar

Tecnología autónoma gana terreno en Caterpillar

En Caterpillar ha aumentado la demanda de máquinas que no requieren operadores humanos a bordo. Las ventas de la tecnología autónoma de Caterpillar para operaciones mineras ha crecido a un ritmo de dos dígitos este año en comparación con 2019, según datos internos de la empresa que no se informaron previamente y compartidos con Reuters.

Por el contrario, las ventas de sus topadoras amarillas, camiones mineros y otros equipos han estado cayendo durante los últimos nueve meses, una tendencia que también ha afectado a sus principales rivales, incluidos Komatsu de Japón y el jugador estadounidense Deere & Co.

La tecnología autónoma está ayudando a Caterpillar a obtener acuerdos de equipos con clientes que anteriormente no compraban muchas de sus máquinas.

La compañía cobra a los clientes de minería una tarifa de hardware, una tarifa de software y una tarifa de licencia recurrente. En total, la tecnología podría costar entre US$50 millones y cientos de millones de dólares, dependiendo del tamaño de la flota y la duración del contrato.

Fred Rio, gerente mundial de productos de la división de tecnología y digital de construcción de Caterpillar, dijo a Reuters que una tecnología de control remoto, que permite a los usuarios operar máquinas desde varias millas de distancia, estaría disponible para las operaciones de construcción en enero.

Aunque no desglosa los ingresos de las ventas de tecnología, es poco probable que la creciente demanda tenga un impacto importante en el corto plazo en los ingresos del grupo, que se situaron en unos US$54.000 millones de el año pasado.

Todas estas aplicaciones son parte del esfuerzo de la compañía por aumentar los ingresos por servicios, que tienden a ser más resistentes y rentables que las ventas de equipos. Su objetivo es aumentar las ventas de servicios a US$ 28.000 millones para 2026 desde US$ 18.000 millones en 2019.

También es un esfuerzo costoso con la empresa inyectando miles de millones en I + D en su conjunto. Sin embargo, no está claro si la demanda de tecnología autónoma y remota se mantendrá en un mundo pospandémico, mientras que, a largo plazo, existe el riesgo de que una mejora en la productividad impulsada por la tecnología pueda reducir las ventas de nuevos equipos.

La industria minera ya ha adoptado algunas tecnologías para camiones autónomos y operación remota de máquinas de transporte de carga y descarga. Sin embargo, la suspensión de las actividades en todo el mundo tras los cierres obligatorios del gobierno en el pico de covid-19, así como los recientes brotes de infecciones en las minas de carbón en Polonia, han acelerado el despliegue de esas tecnologías.

Anthony Cook, gerente general de sistemas de transporte autónomo en el rival de Caterpillar, Komatsu, dijo que muchos clientes habían presentado sus planes de gastos luego de la pandemia en un intento por sacar a los conductores de los camiones mineros.

Caterpillar y Komatsu tienen la mayor parte del mercado mundial de sistemas de transporte autónomos en todo el mundo.

Pero Caterpillar, con sede en Illinois, tiene una ventaja competitiva, según algunos analistas, ya que su tecnología se puede adaptar a los equipos de la competencia, lo que la hace más adecuada para flotas mixtas. La tecnología de Komatsu actualmente solo funciona con sus propias máquinas. Caterpillar vende tecnología de operación autónoma por separado de sus máquinas. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)