Teck estima en hasta US$125 millones mensuales sobrecostos de su proyecto QB2

Teck estima en hasta US$125 millones mensuales sobrecostos de su proyecto QB2

Teck Resources Limited actualizó su estimación de capital para el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 («QB2»), hoy detenido por el brote de Covid-19 y en el que participan contratistas como la peruana Cosapi.

No ha habido casos confirmados de Covid-19 asociados con trabajadores o contratistas de QB2 en  el sitio de trabajo hasta la fecha. Aunque inicialmente se había previsto una suspensión de dos semanas, las actividades de construcción del proyecto siguen suspendidas. Actualmente no es posible predecir cuándo se levantará la suspensión temporal de la construcción.  

Suponiendo un período de suspensión de la construcción de cuatro semanas, se calcula que el impacto será de aproximadamente US$75 a US$125 millones y un retraso de hasta ocho semanas, incluidos los impactos de la desmovilización, suspensión y reanudación. 

Por cada mes adicional de suspensión, Teck estima un impacto adicional de aproximadamente US$25 – 50 millones y un mes de retraso adicional en el calendario. El costo final y el impacto en el calendario dependerán del momento en que se reanuden parcial o totalmente las actividades de construcción, y es posible que la removilización pueda llevar más tiempo si el período de suspensión se prolonga considerablemente.

La nueva estimación de capital se basa en un examen detallado de todos los aspectos del proyecto QB2. La presión de costos se ha visto compensada en gran medida por la depreciación del peso chileno.

«Este ha sido un período difícil para el pueblo chileno en sus esfuerzos por frenar la expansión de Covid-19, que también ha impactado a nuestra gente y a nuestro proyecto», dijo Don Lindsay, Presidente y CEO de Teck. «Nuestro enfoque actual es la salud y la seguridad de la reducida fuerza de trabajo que queda en el proyecto, que es necesaria para mantener las instalaciones, y para estar preparados para un rápido reinicio de las actividades de construcción cuando sea seguro hacerlo».

Aunque la construcción se estaba llevando a cabo materialmente de acuerdo con el programa de construcción previsto hasta la reciente suspensión, varios factores externos han extendido el calendario del proyecto en aproximadamente cuatro meses y han contribuido al aumento de costos. 

Entre esos factores figuran las demoras en la construcción resultantes de los disturbios sociales y las demoras en la obtención de ciertos permisos y otras aprobaciones reglamentarias necesarias para la construcción. 

La otra mitad de los aumentos de costos puede atribuirse principalmente a ciertos asuntos adicionales de seguridad y gestión medioambiental, a los costos adicionales de construcción y mantenimiento de caminos, a los efectos de condiciones meteorológicas extremas y al desempeño inferior a lo previsto, de los contratistas durante la movilización y  la aceleración inicial ( ramp up)  de la construcción.

Antes de la suspensión relacionada con Covid-19, el ritmo de progreso de la construcción aumentaba constantemente semana a semana, y estaba en camino de alcanzar su objetivo de +5% mensual para el tercer trimestre de 2020. 

Teck movilizó todos los principales contratistas y la fuerza laboral del proyecto, que era de aproximadamente 7.800 personas en la construcción  en cualquier momento dado, con una fuerza laboral total de 15.000 personas. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)