Teck calcula un máximo de US$400 millones en costos adicionales en proyecto QB2 y demora de seis meses

Teck calcula un máximo de US$400 millones en costos adicionales en proyecto QB2 y demora de seis meses

Las actividades de construcción de Quebrada Blanca Fase 2 (QB2), el principal proyecto de cobre de Teck Resources en el país vecino de Chile y en el que participa la peruana Cosapi, aumentan “de manera segura” hacia los niveles de construcción óptimos. Actualmente hay en el sitio de construcción unas 7,000 personas y la minera espera que el proyecto esté completado aproximadamente en un 40% para fin de año.

“Logramos un progreso significativo durante el trimestre en nuestros proyectos prioritarios, incluida la aceleración segura de la construcción de respaldo en nuestro proyecto QB2 y el avance de la actualización de las terminales a granel Neptune de acuerdo con el cronograma y el presupuesto. Nuestro desempeño financiero se recuperó fuertemente de un segundo trimestre que se vio significativamente afectado negativamente por COVID-19 y, a pesar de la caída en los precios del carbón siderúrgico, registramos ganancias en la rentabilidad y los flujos de efectivo operativos”, dijo Don Lindsay, presidente y director ejecutivo. “En todo nuestro negocio, nuestra gente se ha adaptado a la nueva normalidad de operar durante la pandemia, manteniéndose enfocada en la salud y seguridad mientras continúa produciendo de manera responsable materiales esenciales para la recuperación económica global”.

Durante el tercer trimestre, el proyecto QB2 continuó con el aumento escalonado de la fuerza laboral de la construcción hacia los niveles anteriores a COVID-19 de acuerdo con nuestros planes desarrollados en el segundo trimestre. Actualmente hay más de 7,000 personas en el sitio y planeando continuar aumentando hasta el cuarto trimestre a más de 9,000 personas para fin de año.

Ahora bien, el costo y el impacto del cronograma de la suspensión temporal debido a COVID-19 es considerable. En el tercer trimestre, Teck destinó aproximadamente US$107 millones de costos asociados con la suspensión y removilización del proyecto QB2 y US$23 millones de intereses que de otro modo se habrían capitalizado para el proyecto. Al final del tercer trimestre, debido a la suspensión, los costos adicionales al proyecto superan los US$300 millones, y Teck estima que alcanzarán los US$400 millones (sin intereses) como máximo y sumará una demora de aproximadamente cinco a seis meses.

Según un comunicado de Teck Resources, todos los contratistas principales se removilizaron y el trabajo avanza bien en todo el proyecto de acuerdo con suplan de puesta en marcha. La construcción del espacio para el campamento avanza bien y proporcionará capacidad adicional a medida que comience a funcionar en el cuarto trimestre. El objetivo es lograr un progreso general del proyecto de aproximadamente el 40% para fin de año.

Teck proyecta que la primera producción  de QB2 se concretará en la segunda mitad de 2022, pero señala que “depende de nuestra capacidad continua para gestionar con éxito COVID-19 en el futuro”. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)