Tambomayo: Buenaventura espera invertir US$10.4 millones para optimizar proceso metalúrgico

Tambomayo: Buenaventura espera invertir US$10.4 millones para optimizar proceso metalúrgico

Compañía de Minas Buenaventura espera invertir unos US$10.4 millones en algunos cambios sustanciales en su unidad minera más moderna, Tambomayo, acantonada en la región de Arequipa. La modificación principal comprende el proceso metalúrgico. En Tambomayo, este responde a la obtención de barras de doré (un combinado de oro y plata), además de concentrados de plomo y zinc, en una planta cuya capacidad es de 3.000  toneladas métricas secas diarias (TMSD) en promedio.

Bajo esta configuración, la planta de beneficio estaría compuesta de una única línea de producción que constaría de procesos complementarios: cianuración de mineral para la obtención del doré, seguido de flotación diferencial para la obtención de concentrados plomo y zinc. 

De manera complementaria, el EIA-d contempló la construcción de “una poza de contingencia o poza para eventos mayores, que estaría ubicada en un nivel inferior a todas las naves de la planta de procesos, de tal manera que al suceso de un evento no deseado que supere la contención local de las naves, la pulpa o solución, por gravedad, llegaría a esta poza”.

Posteriormente, en el expediente de otorgamiento de la concesión de beneficio Tambomayo para una capacidad instalada de 1.500 TMSD, aprobado por la R.D. N° 0128- 2017-MEM/DGM, se indica que la unidad minera cuenta. como parte del proceso, con 8 tanques de cianuración , además de un espesador de cabeza de 60 pulgadas de diámetro. 

Otro cambio sustancial está vinculado a la reconfiguración de concreto de mina.

Pues ahora, luego de muchas mejoras, lo que pretende Buenaventura con la presentación de su quinto informe técnico sustentatorio (ITS) para Tambomayo es utilizar seis tanques de cianuración como parte del sistema de contingencia de la planta de procesos, de modo que ya no sea necesaria la construcción de la poza de eventos mayores para la máxima capacidad de producción aprobada para la planta de procesos (3000 TMSD). 

Cabría especificar aquí que a través del tercer ITS, se aprobó modificar el proceso de tratamiento de cianuración y flotación, por el de flotación y cianuración, es decir, flotar primero y luego cianurar los concentrados bulk de oro-plata-plomo y oro-plata-zinc.

¿Qué espera ganar Buenaventura con este cambio? Indican que un eventual derrame o fuga “se dirigirá a los sumideros, debido a la inclinación que la ingeniería contempla en el diseño de las plataformas, para luego ser transportada por gravedad y/o bombeo, a través de bombas sumergibles, y reincorporada al proceso”. 

En caso que la solución producto de una fuga no pudiera retornar a su respectivo proceso, la empresa contará con una alternativa adicional de evacuación de la solución, la cual consistirá en bombear la solución producto de la fuga hacia seis tanques de contención. “Este sistema adicional de contención tiene la capacidad suficiente para contener cualquier derrame de la planta de procesos a una capacidad de 3.000 TMSD, no siendo necesario implementar la poza de eventos mayores”, asevera la empresa en su quinto ITS.

Aunque el principal, el cambio metalúrgico no es la única modificación planeada. Buenaventura propone además realizar “la co-disposición de material estéril y relave filtrado a partir de la plataforma de la cota 4.835 m, para un volumen de 0,25 Mm³. El relave filtrado no estará expuesto al ambiente, se ha considerado colocar una capa de 5 m de desmonte de mina compactado”.

Otro cambio sustancial está vinculado a la reconfiguración de concreto de mina. El avance en las labores de explotación subterránea genera la necesidad de contar con mayor volumen de relleno para mina, por lo que la empresa propone emplear el relave espesado y el relave filtrado para dicho fin. “El relave espesado y/o clasificado será enviado, a través de un sistema de bombeo en tuberías, a una nueva planta de relleno en interior mina para realizar la mezcla correspondiente y generar el relleno hidráulico”, explican en el documento. “Asimismo, se empleará el relave filtrado, sin ningún tipo de mezcla, como relleno detrítico. Este relave será transportado a interior mina por medio de camiones”. 

Esta modificación requerirá de la reubicación de la bocamina BM-05 y las chimeneas CH-42 y CH-43, así como de la habilitación de un sistema de transporte de relave espesado, a través de tuberías y de una planta de relleno en interior mina.

Para la mejora de Tambomayo, la compañía también tiene entre manos reubicar bocaminas y ventiladores,  instalar una celda de flotación SkimAir 240 para realizar la flotación del underflow del circuito de molienda, con la finalidad de disminuir la sobremolienda a través de una muy selectiva, añadir polvorines, montar un almacén, entre otros.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)