Tajo abierto de Chuquicamata, en su último ciclo de vida, sigue siendo productivo

Tajo abierto de Chuquicamata, en su último ciclo de vida, sigue siendo productivo

Este año, el equipo de la  mina a tajo abierto de Chuquicamata, de Codelco, principal productora de cobre del mundo, se fijó la aspiración de tener cero accidentes, alcanzar un movimiento total de 220mil toneladas de mineral por día, un factor de carga de 300 toneladas por cada equipo descargado y aportar con 30 mil toneladas de cobre fino por sobre lo planificado.

«En materia de seguridad hemos mejorado ostensiblemente en relación al año pasado. En la operación, estamos en línea con lo presupuestado. Nuestras trabajadoras y trabajadores asumieron el desafío con metas y objetivos claros que revisamos día a día, aplicando la metodología C+ y todas las herramientas disponibles. Estos resultados se sustentan en el compromiso individual y del equipo con nuestro propósito de ser más productivos, competitivos y sustentables, para apoyar a Chile», asegura el gerente Mina Rajo, Aldo Jofré. Chuquicamata es una operación a tajo abierto y, recientemente, también subterránea.

Según Jofré la mina a tajo abierto Chuqui está viviendo su último ciclo de vida, sin embargo, el equipo de trabajo está comprometido con transformarse y seguir mejorando las prácticas para fortalecer el negocio minero y de cobre. «Este rajo es un emblema para el país y, con la historia que tenemos en nuestras espaldas, pondremos todo de nuestra parte para que Codelco siga siendo un negocio rentable y sustentable. Con la fuerza de nuestro cobre seguiremos avanzando por Chile», Jofré.

Uno de los focos en el que se ha concentrado la supervisión es el diálogo e interacción directa con los trabajadores y trabajadoras. Durante las últimas semanas se intensificaron las conversaciones con los equipos para alinear los esfuerzos y recoger nuevas ideas. El operador general, Alexander Araos, resalta que es posible «mejorar la capacidad de asociarnos a la producción para mantener el cumplimiento y estar informados sobre tonelajes y seguridad, que es lo principal».

En este período, Operaciones Mina del tajo logró aumentar el factor de carga de 268 a 277 toneladas por CAEX desde la Fase 49 (ene-jul), lo que implica un aumento de 4 mil toneladas por día y el rescate de nuevas reservas. Asimismo, la disponibilidad de los equipos de transporte aumentó de 69% (Plan P0) a 75,5% real a agosto. «Chuquicamata está en muy buen pie, estamos en primer lugar», puntualiza el jefe de turno CAEX, Óscar Gallardo.

«Estamos muy cerca de las metas. Este año podemos aspirar a más. Trabajando en conjunto, sumando todos los vectores hacia el mismo objetivo, lo vamos a cumplir», destaca Jorge Herrera, jefe de Carguío y Transporte.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)