Subgerente de Cultura y Desarrollo de Volcan: «Debe predominar la cultura del autocuidado»

Subgerente de Cultura y Desarrollo de Volcan: «Debe predominar la cultura del autocuidado»

El salto de una cultura de seguridad reactiva a una interdependiente avanza en la minería, impulsada sorpresivamente por la pandemia del COVID-19, que se ha constituido como un nuevo factor de riesgo “que no teníamos en el mapa” y “nos ha caído de sorpresa”, según Astoflo Romero, subgerente de Cultura y Desarrollo de Volcan Compañía Minera.

Durante una conferencia virtual, organizada por el COVIDMIN 2020, primer congreso virtual de minería, sostuvo el ejecutivo que la pandemia supera incluso “los riesgos tradicionales en minería” dado que no aparece identificada en el último estudio de la consultora EY.

La pandemia nos deja la enseñanza de cambios de hábitos y fortalecimiento de la higiene, y ahora debe predominar, dijo Romero, “la cultura del autocuidado”. Admitió que mientras no haya vacuna, y se espera su producción en masa para mediados de 2021, la protección y seguridad están totalmente “en manos de las personas”.

Las mineras en el Perú han adoptado como política estándar el distanciamiento social, la limpieza y desinfección de ambientes, la evaluación constante de los empleados, la adquisición de más y mejores equipos de protección con el fin de fortalecer “un comportamiento que salve vidas” y en simultáneo “darle continuidad al ciclo de minado”.

Más o menos hay un aproximado de 24 controles nuevos en la minería peruana y en una operación de 500 personas, dijo a modo de ejemplo, entonces existen unos 12.000 puntos de control que son a su vez 12.000 posibles fallas”.

En el Perú, el 60% de las exportaciones provienen de la minería, cuyo aporte además es importante para el PBI.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)