Hasta 2024: Southern anuncia que retrasará dos años más proyecto Michiquillay

Hasta 2024: Southern anuncia que retrasará dos años más proyecto Michiquillay

La minera Southern Copper pretende convertirse en una productora de cobre que pueda dar pelea a las gigantes BHP, Codelco y Freeport-McMoRan, y recientemente su casa matriz Grupo México, durante la presentación de sus resultados financieros, actualizó la información sobre la ejecución de sus proyectos mineros en Perú.

Tras la postergación del plan minero de US$1,400 millones Tía María, en Arequipa, hasta que “mejoren las condiciones económicas y sociales”, la empresa tiene en su portafolio otras opciones con las que cuenta para potenciar su producción de cobre en el país sudamericano.

Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de Southern Copper, y el segundo después de Oscar Gonzalo Rocha, también presente en la conferencia telefónica para inversionistas, adelantó que el proyecto Michiquillay, en Cajamarca, entrará en producción en 2028 y, para alcanzar tal objetivo, deberán iniciar su construcción en 2024 y a más tardar en 2025.

“Esperamos iniciar la producción en Michiquillay para 2028. Eso significa que estaremos iniciando la construcción en 2024 o, como máximo, en 2025”, aseveró el ejecutivo.

El dato es relevante e implica, así como Tía María, la postergación de este plan minero, planeado antes para el 2022, según datos oficiales del Ministerio de Energía y Minas, y ahora programado para dos años después. 

Anteriormente, la empresa comunicó que las obras de construcción del proyecto minero empezarían el 2019, mientras que las operaciones mineras iniciarían el 2022. Todo ha cambiado desde entonces.

Grupo México en general y Southern en particular se lo toman con más calma. Una inversión de US$2,500 millones requerirá el proyecto de cobre para ser puesto en producción y generar 225,000 toneladas de cobre al año, con subproductos de oro, plata y molibdeno.

Hemos estado trabajando con las comunidades locales (en Cajamarca) para obtener un buen ambiente para iniciar nuestro programa de perforación en Perú”, dijo Raúl jacob con respecto a los primeros avances con el proyecto Michiquillay.  “Tenemos un buen entendimiento para un acuerdo con las comunidades locales con respecto al trabajo social que vamos a hacer y el trabajo que vamos a hacer con ellos”. 

En febrero del 2018 ProInversión adjudicó el proyecto cuprífero Michiquillay (ubicado en el distrito de La Encañada, provincia de Cajamarca) a la empresa Southern Perú, que ofreció un precio de transferencia de US$400 millones y un 3% de regalías. En junio de ese mismo año el Gobierno peruano firmó el contrato de transferencia con Southern.

Southern participa en el Fondo Social Michiquillay, integrado además por la  Comunidad Campesina de La Encañada y la Comunidad Campesina de Michiquillay. Southern Copper Corporation es una empresa listada en las bolsas de Lima y Nueva York.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)