Southern Copper invierte US$50 millones para mejorar eficiencia de molienda en Toquepala

El concluido proyecto de expansión de Toquepala, de US$1,255 millones y situado en Tacna, espera alzancar su plena capacidad de producción en el segundo semestre de este año. Para tal efecto, Southern Copper ha invertido una considerable cantidad de dinero en “asegurar que la actual concentradora opere a su máxima capacidad de producción anual de 117,000 toneladas de cobre”.

La empresa minera del Grupo México ha optado por reducir costos operativos a través de la eficiencia de la molienda “aun con un aumento en el índice de dureza del mineral”. El presupuesto para este proyecto es de US$50 millones de los cuales, la minera ya ha invertido US$44 millones al 31 de diciembre de 2018.

Southern se encuentra actualmente, según su último reporte trimestral, en el proceso de cierre administrativo del proyecto el cual inició producción en el cuarto trimestre de 2018.

El corazón del proyecto de ampliación es la nueva concentradora de cobre de última tecnología. Southern Perú emprendió los trabajos de ampliación de la planta concentradora en noviembre del 2015, luego de lograr la aceptación social de las poblaciones Jorge Basadre y Candarave, donde se ubican la mina y las fuentes de agua, respectivamente.

Los trabajos en Toquepala son diversos. Es prácticamente una nueva mina. La concentradora está integrada por zona de chancado primario y secundario, estructura HPGR (rodillos para chancado terciario), planta de molienda y flotación, zona de espesadores de relaves, plataforma para la planta de filtro y la planta de molibdeno.

La minera ha construido además dos imponentes domos para el almacenamiento de mineral. El primero mide 115 metros de diámetro por 50 metros de altura y el segundo, 85 metros de diámetro por 40 de altura. Hacer realidad ambos domos significó una inversión aproximada de US$10 millones.

Con respecto a la chancadora, la compañía ha optado por una moderna estructura de 36 metros de alto, similar a un edificio de 15 pisos, constituida por dos chancadoras paralelas.

El proyecto utiliza agua que es íntegramente recuperada por medio de nuevos espesadores instalados en la concentradora actual. El uso eficiente del recurso hídrico ha sido posible gracias a la inversión en equipos de alta tecnología.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)