Sistema desarrollado por ingenieros peruanos permite evitar contagios por COVID – 19

Sistema desarrollado por ingenieros peruanos permite evitar contagios por COVID – 19

Un sofisticado sistema tecnológico que permite crear cercos epidemiológicos, detectar asintomáticos y evitar contagios de COVID 19 es desarrollado por una empresa peruana.

Ante la pandemia mundial, la empresa BRAVO 3 lanzó al mercado un sistema de bioseguridad y detección de riesgo sanitario para prevenir el contagio de enfermedades infecciosas, incluido el COVID 19.

El sistema MIN-B3, desarrollado inicialmente para operaciones mineras, permite cuidar la salud de miles de trabajadores en simultáneo en cualquier empresa.

Se trata de sensores corporales que miden la temperatura de cada trabajador cada 4 segundos y transmiten la información a un centro de control, mientras sistemas de geolocalización de máxima precisión y sensores de proximidad actúan en simultáneo, registrando los contactos entre personas y advirtiendo riesgos de contagio.

CÓMO FUNCIONA

MIN-B3 funciona a partir de monitorear la temperatura de cada trabajador en tiempo real. Cuando los sensores detectan un incremento de temperatura, el sistema emite una alarma en el centro de control y al mismo tiempo en el smartphone del usuario, indicando el protocolo que debe seguir, además de establecer comunicación directa con el servicio de emergencias médicas.

El centro de control recibe la alerta del inicio de un cuadro febril con la identidad del posible infectado, su ubicación en tiempo real, y una lista detallada de las personas que estuvieron en contacto con él en las últimas 48 horas. Incluyendo la distancia, el lugar y el tiempo de contacto.

Simultáneamente, las personas que estuvieron en contacto con el posible infectado, también reciben una alerta con el protocolo que deben seguir.

La identificación inmediata ante el inicio de un cuadro febril, no solo permite atender al posible infectado cuando presenta el primer síntoma, sino que hace posible aislar a quienes podrían haber sido contagiados, incluso antes de que presenten cualquier síntoma y, aún más importante, detectar al asintomático que pudo producir el contagio inicial, creando un cerco epidemiológico y evitando la propagación del virus.

De esta manera, la empresa puede seguir operando segura, evitando grandes paralizaciones, mientras atiende a los trabajadores que pudieron haber sido contagiados y a quienes están en riesgo.

El costo mensual de este innovador servicio no es mayor al de una sola prueba serológica y el beneficio equivaldría a la aplicación de pruebas de descarte por cada trabajador, varias veces al día.