Silvia Cisneros: «No queremos que nos contraten por ser mujeres, sino por nuestras capacidades»

Silvia Cisneros: «No queremos que nos contraten por ser mujeres, sino por nuestras capacidades»

Silvia Cisneros Rojas, jefa de Comunicaciones  Minera Veta Dorada, argumenta que la inclusión de mujeres en puestos directivos son muestras claras de que los líderes respaldan la iniciativa de inclusión.

¿Cree que la minería peruana es un sector machista? ¿Por qué?

La minería peruana es el reflejo de nuestra sociedad. Somos una sociedad machista y, particularmente, el sector minero lo fue; hace más de dos décadas, el machismo se dejaba sentir, pero conforme han pasado los años ha ido cambiando, aunque a paso lento. No obstante, también es el sector que más ha avanzado en trabajar el tema de la igualdad.

Hay mucho por hacer, pero tenemos que considerar que los cambios estructurales se dan de forma paulatina y hay que seguir motivando a que sucedan, y también hay que monitorear para que no se pierdan en el tiempo.

La suma de esfuerzos hará posible que se alcance el 10 % de participación de las mujeres en el sector en el mediano plazo.

¿Qué hacer para impulsar la igualdad de oportunidades en la industria minera?

Lo importante es que se está avanzando por convicción, por obligación de las normativas o por iniciativas internacionales, y eso hay que destacarlo. Las mujeres nos estamos empoderando a todo nivel. No queremos que nos contraten solo por ser mujeres, sino también por nuestras capacidades y formas de liderar.

Considero que más empresas e instituciones deberían apoyar acciones concretas que incentiven que más mujeres estudien carreras técnicas y profesionales consideradas solo para los varones. Por ejemplo, hace unas semanas, Cetemin anunció que ofrecerá 100 becas de formación técnica para mujeres, como parte de su programa Talento Mujer Minera, auspiciado por empresas del sector. Desde hace varios años, Gerens también ofrece becas a destacadas profesionales para cursar la maestría en Gestión Minera.

Las empresas mineras, por su parte, deberían ser más proactivas al establecer políticas de retención para mujeres, con el fin de incentivar el retorno luego de la maternidad, porque la mayoría no regresa a laborar. Además, la inclusión de mujeres en puestos directivos son muestras claras de que los líderes respaldan la iniciativa de inclusión. La suma de esfuerzos hará posible que se alcance el 10 % de participación de las mujeres en el sector en el mediano plazo. Y en el largo plazo se logre la paridad de género en base a la competitividad profesional de mujeres y varones.

¿Qué le recomendaría a las mujeres que quieren también dedicarse profesionalmente a la actividad minera e industrias conexas?

Podemos lograr todo lo que nos proponemos e ingresar a cualquier sector y a los tradicionalmente manejados o liderados por varones, como el minero, siendo competitivas en el mercado. Capacitarse constantemente para adquirir conocimientos especializados es una tarea que no solo atañe a las mujeres, sino también a los varones.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)