Siemens Energy eliminará 7,800 puestos de trabajo ante el declive de centrales a carbón

Siemens Energy eliminará 7,800 puestos de trabajo ante el declive de centrales a carbón

Siemens Energy, que suministra turbinas al sector eléctrico, eliminará 7,800 puestos de trabajo hasta el final de su año fiscal 2025 para contrarrestar una caída en la demanda de nuevas centrales eléctricas de carbón que también ha afectado a sus rivales General Electric y Mitsubishi Heavy Industries. “Parte de las medidas previstas también requerirán una mayor reducción de puestos de trabajo como consecuencia. Las razones aquí varían según la empresa. Planeamos eliminar alrededor de 7,800 puestos de trabajo en todo el mundo para fines del año fiscal 2025, incluidos aproximadamente 3,000 en Alemania y aproximadamente 1,700 en los EE. UU.”, dijo su director ejecutivo Christian Bruch durante la presentación de unos resultados de desempeño.

Actualmente la empresa cuenta con 67,000 empleados en su división de Gas and Power en todo el mundo, incluidos alrededor de 23,000 en Alemania.  Siemens Energy anunció el año pasado que ya no presentaría licitaciones para suministrar turbinas a centrales eléctricas de carbón, en respuesta a un mercado debilitado a medida que numerosos gobiernos de todo el mundo están eliminando el combustible contaminante.  “Sin embargo, una cosa está clara: el cambio es necesario, y el ritmo de cambio en los mercados energéticos se ha acelerado, en todo caso, durante los últimos doce meses. Por lo tanto, debemos reducir nuestros costos ahora y arreglar nuestro negocio. Ahora debemos trabajar paso a paso para ser más rentables”, subrayó.

Los puestos de trabajo a perder representan el 8,5% de la plantilla de la empresa. La mayor parte de los recortes se implementarán para 2023 e incurrirán en costos de reestructuración en un rango de millones de euros de medio a alto de tres dígitos para los años fiscales 2020 a 2023, dijo Bruch. “El mercado de la energía está cambiando significativamente, lo que nos ofrece oportunidades pero al mismo tiempo nos presenta grandes desafíos”, reflexionó el ejecutivo. “Adoptaremos estas medidas de la manera más responsable socialmente posible”.

Los recortes de costos también ayudaron a Siemens Energy, escindida de Siemens AG el año pasado, a obtener una ganancia neta de 99 millones de euros (US$119,5 millones de dólares) en el primer trimestre de su año fiscal, en comparación con una pérdida de US$195 millones hace un año. La compañía también tiene una participación mayoritaria en Siemens Gamesa, el segundo mayor fabricante de aerogeneradores del mundo después de la danesa Vestas.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)