Siemens Energy: «El hidrógeno se encuentra en su fase inicial de industrialización»

Siemens Energy: «El hidrógeno se encuentra en su fase inicial de industrialización»

Armin Schnettler, uno de los que encabeza las investigaciones en energía y electrónica en la global Siemens Energy, sostuvo en una entrevista que está convencido que “el próximo paso en la ruta de transición energética global se basará en la economía del hidrógeno”. El planeta transformará “electrones verdes en moléculas verdes a través de la electrólisis del agua para crear hidrógeno verde”.

La participación en las emisiones globales de CO2 del sector eléctrico es del 40%, por lo que los otros sectores, como la industria, el transporte o los edificios, contribuyen con más de la mitad de las emisiones. “Esto significa que necesitamos encontrar soluciones para descarbonizar los otros sectores utilizando electricidad de energías renovables, como la fotovoltaica y la eólica”, dijo al medio Renewable Energy. “El hidrógeno verde producido a partir de energía renovable y agua puede cerrar la brecha, ya sea mediante el uso directo o combinado con productos químicos para crear metanol verde y amoníaco verde”. 

Para el investigador de Siemens Energy, el mundo está “al comienzo de la industrialización a gran escala del hidrógeno”. En los diez años anteriores, Siemens ha trabajado en el desarrollo de la tecnología. Trajo al mercado la gama Silyzer, y ahora están en la fase de licitación para proyectos de 100 MW. “El hidrógeno se encuentra en su fase inicial de industrialización, al igual que cuando se iniciaron las industrias solar y eólica”, refirió.

Armin Schnettler destacó la flexibilidad de estos productos, que “pueden almacenarse, transportarse y utilizarse en todo tipo de sectores como combustible sintético o fertilizante”. La demanda actual de hidrógeno es de 80 millones de toneladas al año, pero se espera que crezca hasta 100 millones de toneladas en 2030 y al menos 500 millones de toneladas por año para 2050. “Hoy, la mayor parte del hidrógeno se destina a mercados locales como una planta química vecina. Pero en el futuro, la demanda de hidrógeno estará mucho más extendida con el hidrógeno azul formando un puente hacia lo que será un futuro de hidrógeno verde”, conjeturó.

La asimilación del hidrógeno por los mercados es progresiva. Según el investigador de Siemens, en la actualidad, el mercado del hidrógeno comprende principalmente el llamado “hidrógeno gris”, que se produce a partir de combustibles fósiles como el metano, el gas natural y el carbón. Explicó Schnettler que esta producción emite alrededor de 10 kilogramos de CO2 por kilogramo de hidrógeno.

Luego está el “hidrógeno azul”, que también se deriva de los combustibles fósiles, pero emite menos CO2 ya que el CO2 resultante se captura y bombea a campos de gas redundantes y se almacena. Por último, hay “hidrógeno verde”, para el cual se usa electricidad renovable para alimentar un electrolizador para crear hidrógeno y oxígeno a partir del agua. “Si el agua y la energía provienen de fuentes sostenibles, entonces el hidrógeno se clasifica como hidrógeno verde puro, que es el enfoque de nuestro Negocio de Nueva Energía”, dijo.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)