Schlumberger se asocia con Gradiant para unirse a la fiebre por el litio

Schlumberger se asocia con Gradiant para unirse a la fiebre por el litio

Schlumberger, el contratista de yacimientos petrolíferos más grande del mundo, se está asociando con una empresa derivada del Instituto de Tecnología de Massachusetts en los esfuerzos para limitar la cantidad de agua necesaria para producir litio, un obstáculo ambiental clave para la materia prima de energía limpia.

Gradiant, un desarrollador de instalaciones de tratamiento de agua con sede en Boston, tiene como objetivo implementar tecnología que ya se usa en minas de cobre a níquel en Chile y Australia para ayudar a reducir la huella ambiental de producir litio a partir de lagos salados, un proceso que representa el 43% de suministro mundial.

La demanda de minerales para baterías, incluido el litio, la materia prima clave utilizada en las baterías de vehículos eléctricos, se está expandiendo rápidamente a medida que la industria automotriz mundial acelera la transición de los combustibles fósiles. Pero la cadena de suministro de litio se ha enfrentado a desafíos ambientales, incluidos los grandes volúmenes de agua necesarios para bombear salmueras ricas en litio desde las profundidades subterráneas en centros clave como Chile.

“El problema del suministro de litio es también un problema de agua”, dijo Prakash Govindan, cofundador y director de operaciones de Gradiant, en una entrevista esta semana en Singapur con la agencia Bloomberg. Gradiant se fundó en el MIT en 2013.

Docenas de empresas están buscando nuevas tecnologías para reducir costos, reducir el uso de agua y mejorar las credenciales ecológicas de las operaciones de litio, incluida la implementación de extracción directa de litio, o DLE, un término utilizado para describir formas de capturar químicamente compuestos de litio que podrían acelerar la producción. . La mayoría permanece en una etapa piloto, aunque el productor estadounidense Livent ya implementa técnicas similares en operaciones en Argentina.

El proceso de Gradiant, que según Govindan puede mejorar enormemente la recuperación de litio y permitir que se reciclen casi todas las aguas residuales, se ha desarrollado en relación con la empresa NeoLith Energy de Schlumberger. Schlumberger anunció el año pasado un plan para colaborar con una unidad del proveedor de baterías de Tesla, Panasonic, en una planta de DLE en Nevada.

Gradiant busca recaudar US$ 100 millones para mediados de 2023 para financiar planes de expansión, incluida la adquisición de empresas involucradas en agua y sostenibilidad de tecnología limpia, dijo Govindan en la entrevista. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)