Roque Benavides: «En San Gabriel, una turba de 40 personas querían paralizarnos, pero la comunidad les dijo que ellos no los representaban»

Roque Benavides: «En San Gabriel, una turba de 40 personas querían paralizarnos, pero la comunidad les dijo que ellos no los representaban»

El presidente del directorio de Compañía de Minas Buenaventura, Roque Benavides, afirmó en una conferencia organizada por la Cámara de Comercio Peruano-Chilena, dijo que la comunidad de influencia directa del proyecto de oro San Gabriel, en Moquegua, sí respaldan la inversión que superará los US$400 millones.

«En San Gabriel, la semana pasada, una turba de 40 personas salieron y dijeron que querían paralizarnos, pero la comunidad salió a decirles que ellos no los representaban», dijo Benavides Ganoza. «Son conscientes de que con estos proyectos, hay oportunidad de empleo».

La semana pasada, Compañía de Minas Buenaventura paralizó las actividades en su mina de oro San Gabriel por amenazas de una familia que reclama derechos sobre la propiedad donde está ubicado el proyecto.

La empresa dijo que el día miércoles 15 de junio de 2022 «personas que integran una familia que reclama de modo indebido ser propietaria de los terrenos de nuestro Proyecto San Gabriel, ubicado distrito de Ichuña, región Moquegua,  irrumpieron de manera violenta, amenazando al personal y atentando contra los bienes del proyecto».

Posteriormente, otro grupo de pobladores, que manifestó ser de la localidad del distrito de Yunga y que exige ser incluido en el área de influencia del proyecto, «ingresó también sin autorización al campamento para exigir el desalojo de las instalaciones». Como consecuencia de estas amenazas, los trabajadores de la empresa se vieron forzados a retirarse, quedando solo personal indispensable para el mantenimiento de las instalaciones.

La compañía ha paralizado temporalmente las actividades que se desarrollan en el proyecto San Gabriel a la espera de la mediación de las autoridades que han comprometido su presencia en los próximos días.

Compañía de Minas Buenaventura S.A.A. precisa que los terrenos en que se desarrolla el proyecto minero San Gabriel son de su propiedad y fueron comprados de manera legítima a la comunidad campesina de Santa Cruz de Oyo Oyo, Maycunaca y Antajahua.

El permiso de construcción de San Gabriel se emitió el 23 de marzo de 2022. El capex del proyecto San Gabriel aumentará a un rango entre US$420-US$470 millones, debido al aumento de los costos de petróleo y suministros, debido a la inflación y los plazos de entrega adicionales debido a la congestión del puerto. 

Su producción anual estimada oscilará entre 120,000 y 150,000 onzas de oro, y su planta de procesamiento operará a un ritmo de 3,000 toneladas por día.

En San Gabriel, la compañía construirá una presa de almacenamiento de agua de 700,000 m3 de capacidad. La represa será llenada con las aguas de las lluvias y, en épocas secas, la minera proporcionará 10 litros de agua potable por segundo para la población cercana, mientras que la planta de procesos de la futura mina solo consumirá 4 litros por segundo. El objetivo de Buenaventura es que el agua represada se utilice primordialmente para las actividades agropecuarias de las comunidades locales.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)