Roberto Maldonado: Las ampliaciones mineras son una forma de hacer crecer la economía más rápido

Roberto Maldonado: Las ampliaciones mineras son una forma de hacer crecer la economía más rápido

¿Conoce a qué exactamente se destinan las inversiones mineras? Los ingresos no son iguales a las ganancias, y un empresario de cualquier rubro lo sabe. Ahora bien, las ganancias tampoco se quedan totalmente en los bolsillos de los dueños: hay que reinvertir en equipos, repartir utilidades, dividendos, pagar deudas a los bancos, pagar impuestos y tributos y más. Un negocio, lo saben todos los que han hecho empresa alguna vez, es más complejo de lo que aparece en un titular. Roberto Maldonado, vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú,  explica que la minería es vital para la economía peruana por la cantidad de capital fresco que inyecta y por su estrecha conexión con otros sectores industriales. Y ahora también habla de los tipos de inversión minera.

“Se podría decir que las inversiones mineras se dividen en tres grandes componentes. El primero de ellos está dirigido principalmente al sostenimiento de la producción de nuestras operaciones mineras, las cuales representan una buena parte de esta cifra”, explica el ejecutivo, y, en efecto, es así porque “permanentemente se debe invertir en la renovación de equipos, la ampliación de botaderos o canchas de relaves, por poner algunos ejemplos”. Estas inversiones, añade, son muy necesarias para mantener el ritmo de la minería, que ha adquirido una gran dimensión en los últimos años.

Un segundo rubro -que no está en el radar claramente- son las expansiones mineras. Las buenas perspectivas del precio del cobre y el oro harán que muchas empresas replanteen su portafolio de inversiones, indicó Maldonado, no necesariamente con proyectos greenfields (nuevos), sino con proyectos que van a extender la vida útil de la mina o expandir operaciones. La ampliación de Toromocho o Yanacocha Sulfuros pertenecen a este tipo de inversiones. “Son proyectos que se desarrollan en la misma huella operativa, y cuyos procesos administrativos son mucho más rápidos. Apostar por este tipo de inversiones es una forma de que nuestra economía crezca de una manera más veloz”, apostilló el representante del IIMP.

“Y en tercer lugar tenemos a los nuevos proyectos mineros donde sí debemos advertir que existe poca claridad”, dijo. “Este año debería finalizar la construcción de Mina Justa y el próximo, la de Quellaveco. Sin embargo, consideramos que debería haber un sinceramiento de la cartera de proyectos mineros, valorizada en más de US$ 56,000 millones”. Refirió que, como sector minero, deberíamos poner el foco en ayudar a conocer con más detalle qué pasa con ese portafolio, cuál es su nivel de madurez de ingeniería, qué licencias ambientales han obtenido, qué acuerdos con las comunidades han logrado, “lo cual nos permitirá focalizarnos en su desarrollo”.

Considera Maldonado que en el tema social, “se requiere una participación más activa de nuestras autoridades” y resalta que no hace mucho “hubo un nuevo bloqueo por parte de algunos pobladores de Espinar que paralizaron las operaciones de Antapaccay por la falta de acuerdos con el Estado, lo cual afecta directamente las inversiones y a las comunidades del entorno”. “Debemos poner un mayor esfuerzo en el avance de los nuevos emprendimientos mineros y de operaciones, que son claves para poder mirar el futuro con mayor optimismo”, añadió.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)