Rio Tinto prueba proceso de fabricación de hierro bajo en carbono

Rio Tinto prueba proceso de fabricación de hierro bajo en carbono

La minera diversificada Rio Tinto dijo esta semana que ha probado la efectividad de su proceso de fabricación de hierro bajo en carbono utilizando minerales de sus minas en Australia en una planta piloto a pequeña escala en Alemania. La compañía ahora está planeando el desarrollo de una planta piloto a mayor escala para evaluar más a fondo su potencial para ayudar a descarbonizar la cadena de valor del acero. El proceso, conocido como BioIron, utiliza biomasa cruda en lugar de carbón metalúrgico como reductor y energía de microondas para convertir el mineral de hierro de Pilbara en hierro metálico en el proceso de fabricación de acero. BioIron tiene el potencial de respaldar la fabricación de acero con dióxido de carbono casi nulo y puede generar emisiones negativas netas si se vincula con la captura y el almacenamiento de carbono.

Durante los últimos 18 meses, el proceso ha sido ampliamente probado en Alemania por un equipo de proyecto de Rio Tinto, la empresa de tecnología sostenible Metso Outotec y el Grupo de Ingeniería de Procesos de Microondas de la Universidad de Nottingham. El trabajo de desarrollo se llevó a cabo en una planta piloto a pequeña escala utilizando lotes de 1.000 briquetas de biomasa y mineral de hierro del tamaño de una pelota de golf.

“Encontrar soluciones bajas en carbono para la fabricación de hierro y acero es fundamental para el mundo a medida que enfrentamos los desafíos del cambio climático. Probar que BioIron funciona a esta escala es un avance emocionante dadas las implicaciones que podría tener para la descarbonización global”, dijo el director comercial de Rio, Alf Barrios. “Los resultados de esta fase de prueba inicial son muy prometedores y demuestran que el proceso BioIron se adapta bien a los finos de mineral de hierro de Pilbara. BioIron es solo uno de los caminos que estamos desarrollando en nuestro trabajo de descarbonización con nuestros clientes, universidades e industria para reducir las emisiones de carbono en toda la cadena de valor del acero”.

Rio Tinto les dijo a los accionistas que el potencial de BioIron se confirmó en una revisión técnica integral e independiente realizada por la firma mundial de ingeniería Hatch, que señaló la capacidad de BioIron para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al convertir el mineral de hierro de Pilbara en hierro y acero. El proceso BioIron ahora se probará a mayor escala, en una planta piloto continua especialmente diseñada con una capacidad de una tonelada por hora. El diseño de la planta piloto está en marcha y Rio Tinto está considerando ubicaciones adecuadas para su construcción.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)