Rio Tinto llega a un acuerdo para iniciar Oyu Tolgoi bajo tierra y convertirla en una de las minas de cobre más grandes del mundo

Rio Tinto llega a un acuerdo para iniciar Oyu Tolgoi bajo tierra y convertirla en una de las minas de cobre más grandes del mundo

La minera Rio Tinto ha anunciado el reinicio de las operaciones subterráneas en el proyecto Oyu Tolgoi, en Mongolia, tras llegar a un acuerdo con el gobierno de ese país. Ahora la minera espera la primera producción sostenible de la operación subterránea en la primera mitad de 2023. “El comienzo de las operaciones mineras subterráneas de Oyu Tolgoi demuestra al mundo que Mongolia puede trabajar junto con los inversores de manera sostenible y convertirse en un socio de confianza”, dijo el primer ministro de Mongolia, Luvsannamsrain Oyun-Erdene.

Turquoise Hill Resources  (TRQ) es la minera que opera la mina Oyu Tolgoi y de la que Rio Tinto es accionista. El Parlamento de Mongolia aprobó una resolución que resuelve los asuntos pendientes que han sido objeto de negociaciones con el gobierno en los últimos dos años. 

El CEO de Rio Tinto, Jakob Stausholm, dijo que el acuerdo impulsará uno de los proyectos de crecimiento de cobre más grandes del mundo y establecerá firmemente a Mongolia como un destino de inversión global. “Este acuerdo representa un reinicio de nuestra relación y resuelve problemas históricos entre los socios del proyecto Oyu Tolgoi. Creemos firmemente en el futuro de este país y estoy personalmente comprometido a asegurar que la gente de Mongolia se beneficie fuertemente de Oyu Tolgoi junto con nuestros accionistas”.

El desarrollo subterráneo de Oyu Tolgoi consolidará la posición de Río como proveedor líder mundial de cobre en un momento en que la demanda está aumentando, impulsada por su papel para permitir la descarbonización y la electrificación en la carrera hacia el cero neto. “También exploraremos oportunidades adicionales para descarbonizar las operaciones de Oyu Tolgoi, incluido el abastecimiento de energía renovable”, dijo Stausholm.

Hasta que se logre una producción subterránea sostenible, Oyu Tolgoi se financiará con efectivo disponible y la reprogramación de los pagos de la deuda existente, junto con un acuerdo de venta de concentrado de cobre prepago con TRQ.

El CEO interino de TRQ, Steve Thibeault, dijo que la compañía estaba muy emocionada de comenzar a trabajar en la socavación, que es fundamental para desbloquear el inmenso potencial de este depósito de clase mundial. “Luego de los acuerdos con el gobierno de Mongolia y la implementación de los encabezados de acuerdo enmendados con Rio Tinto, ahora tenemos mayor certeza y confianza para completar la construcción de esta mina única en una generación que, cuando esté terminada, se espera ser una de las minas productoras de cobre más grandes del mundo y un generador de gran valor económico y empleo en Mongolia y de rendimientos para nuestros accionistas en los años venideros”.

Mientras tanto, Rio y TRQ modificaron los términos del acuerdo firmado en abril del año pasado para garantizar que financian adecuadamente a Oyu Tolgoi. El pronóstico de capital para el proyecto es de US$ 6,925 millones, incluidos US$ 175 millones de impactos conocidos de Covid-19 hasta fines de 2022.

El gasto de capital subterráneo restante previsto es de aproximadamente US$ 1,800 millones. Rio informa además que se llevará a cabo un nuevo pronóstico durante la primera mitad de 2022 para determinar un costo revisado y una estimación de cronograma que reflejará cualquier impacto adicional de Covid-19, cualquier impacto adicional basado en el tiempo y aumento de precios de mercado que surjan.

Para 2030, se espera que la mina sea la cuarta mina de cobre más grande del mundo. Desde 2010, los socios del proyecto han gastado un total de US$13,400 millones en el país, incluidos US$3,600 millones en impuestos, tarifas y otros pagos al presupuesto estatal. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)