Rio Tinto aprueba inversión de US$108 millones para estudiar desarrollo subterráneo en mina Kennecott

Rio Tinto aprueba inversión de US$108 millones para estudiar desarrollo subterráneo en mina Kennecott

Rio Tinto aprobó una inversión de US$108 millones en desarrollo subterráneo para permitir el acceso temprano al yacimiento y realizar estudios de caracterización del yacimiento para la minería subterránea en las operaciones de cobre de Kennecott en los Estados Unidos.

La inversión se basa en US$25 millones aprobados a principios de 2020 para completar un estudio de prefactibilidad para determinar la viabilidad de las operaciones mineras subterráneas en Kennecott. La minería subterránea potencial ocurriría simultáneamente con las operaciones a cielo abierto y resultaría en una mayor producción de cobre. Kennecott tiene el potencial para un desarrollo subterráneo significativo y atractivo, con recursos minerales declarados de 20 Mt con 3.65% de cobre y 1.62 g/t de oro con mayor potencial de mejora basado en la perforación.

“Kennecott tiene una gama de opciones para ampliar nuestro suministro de cobre y otros materiales críticos, para satisfacer la fuerte demanda impulsada por los vehículos eléctricos y las tecnologías de energía renovable”, dijo el presidente ejecutivo de Rio Tinto Copper, Bold Baatar. “La operación está en una posición única para abastecer a estos mercados emergentes, con una de las dos únicas fundiciones operativas en los Estados Unidos que también procesa concentrados de terceros, una larga historia entregando productos de alta calidad y recursos significativos que aún no se han desarrollado”.

El trabajo del estudio de factibilidad se centrará en la recopilación de datos geológicos, geotécnicos e hidrogeológicos críticos para informar la evaluación de Rio Tinto de las opciones de desarrollo subterráneo y se espera que se complete en 2024. La infraestructura existente de proyectos subterráneos anteriores se ampliará para acceder al yacimiento de North Rim Skarn, permitiendo el desarrollo de cortes transversales y una mayor perforación del recurso. El proyecto incluye aproximadamente 15,000 pies (4,500 metros) de desarrollo lateral, 1,000 pies (300 metros) de desarrollo vertical e infraestructura de apoyo asociada.

El proyecto también incluirá la prueba de vehículos eléctricos de batería subterráneos para reducir las emisiones de carbono en Kennecott y en todas las operaciones globales de Rio Tinto. Sandvik Mining and Rock Solutions suministrará un camión de transporte y un cargador de batería para evaluar el rendimiento y la idoneidad para futuras flotas mineras subterráneas. También se están avanzando los estudios de prefactibilidad para extender la minería a cielo abierto en Kennecott más allá de 2032.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)