Raúl Jacob: El Gobierno considera que comunidades campesinas deben tener un tratamiento diferente al de otros grupos

Raúl Jacob: El Gobierno considera que comunidades campesinas deben tener un tratamiento diferente al de otros grupos

Raúl Jacob, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, advierte que el enfoque de resolución de conflictos del Gobierno es el equivocado porque hace diferencias entre unos ciudadanos y otros, y el trato no es igual para todos. «En primer lugar, porque considera que las comunidades campesinas deben tener un tratamiento diferente al de otros grupos de personas», dijo el también vicepresidente de Finanzas de Southern Copper Corp.

Jacob sostiene que los casos Cuajone y Las Bambas son dos ejemplos claros de lo que argumenta. «En Cuajone, una comunidad de 470 personas privó de agua potable y trabajo a una población laboral de 2,500 personas, más sus familias y proveedores», recordó en una entrevista concedida al diario El Comercio. «Uno puede notar una cierta lentitud cuando se trata de tomar acciones frente a determinados conflictos sociales», dijo más adelante.

Advirtió que actualmente la situación es más preocupante en Las Bambas. Sus trabajadores anunciaron el inicio de una huelga de hambre la semana pasada y los proveedores, sostuvo, «empiezan a despedir personal». «Se está poniendo en riesgo 75,000 puestos laborales».

Para el presidente del gremio minero-energético más importante del país, son los mismos asesores del Ministerio de Energía y Minas quienes acuden a las comunidades y generan «expectativas irracionales». «Un ejemplo que vemos de manera recurrente es que las poblaciones piden formar parte del área de influencia de las operaciones mineras aún cuando se encuentran a más de 200 km de distancia», dijo. «Están siendo irresponsables».

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)