Quellaveco: Anglo American y su intención de formar mineros de exportación en Moquegua

Quellaveco: Anglo American y su intención de formar mineros de exportación en Moquegua

El proyecto Quellaveco será de gran ayuda para las arcas públicas pero también será un centro de entrenamiento para los mineros del mañana, sustancialmente digitales y técnicamente remotos. Este artículo aparece en la edición 84 de la revista Energiminas.

Quellaveco, el megaproyecto minero de cobre que construyen Anglo American y Mitsubishi en la región de Moquegua, tendrá una vida útil de tres décadas y podría prolongarse por mucho tiempo más si los precios internacionales del metal rojo, llegado el momento, son rentables. Quellaveco, pues, como todas las millonarias inversiones, es un proyecto de muy largo plazo y será un vecino de la localidad por décadas. Su contribución con la creación de puestos de trabajo y negocios locales será constante, pero la empresa ha decidido alzar el cuello y extender otear el panorama. Dado que se quedarán por mucho tiempo, y puesto que la tecnología avanza en el mundo a saltos de rana, ¿por qué no mejor crear un ecosistema cercano de innovación tecnológica? Pues esa pregunta se la ha respondido Anglo American, que ha decidido invertir alrededor de S/25 millones en la construcción en Moquegua de un instituto tecnológico para formar a los mineros del presente y del futuro, que serán esencialmente digitales, especializados y entenderán de gestión de datos y algoritmos. “Como vamos a quedarnos por largo tiempo, queremos asegurarnos que las comunidades, la gente de nuestro entorno también se desarrolle junto con nosotros”, dijo Bryce Mancell, superintendente de Minería y Energía de Anglo American Quellaveco. “Estamos creando una potencial exportación de habilidades técnicas, perfiles profesionales trabajando con la tecnología, generando habilidades más técnicas” para hacer de Moquegua “un centro de innovación”.

Anteriormente, Diego Ortega, vicepresidente de Asuntos Corporativos Anglo American Quellaveco, en una entrevista concedida a ENERGIMINAS, reveló que en la empresa creen “que es fundamental apostar por el desarrollo de capacidades, y en eso hemos coincidido con el gobierno nacional y local” y que  “la inversión de S/ 25 millones para hacer del Instituto José Carlos Mariátegui un centro de excelencia educativa es solo el inicio. En Moquegua se construirá la primera mina 100% digital del Perú, y es desde donde saldrá la primera generación de expertos en mina digital, quienes llevarán a otros proyectos nuestro propósito de reimaginar la minería para transformar la vida de las personas”.  Y añadió: “En este sueño de hacer de Moquegua un hub de innovación participamos todos.  Estamos generando alianzas con los fabricantes de los equipos (OEMS) e instituciones locales para desarrollar un centro de innovación tecnológica, y de esa forma contribuir al desarrollo y promoción de nuevos perfiles profesionales y técnicos”. 

Tito Cacho, su gerente de Operaciones, afirmó a este medio anteriormente que construyen Quellaveco para que sea la primera mina 100% digital de Anglo American. “En nuestra operación, emplearemos tecnología de punta que garantizará una considerable mejora en la seguridad de nuestros colaboradores, así como en el uso eficiente del agua y la energía. Podemos decir que para el 2023 tendremos una serie de procesos automatizados que nos garantizarán operaciones productivas y sustentables, las cuales se irán implementando progresivamente”, adelantó a ENERGIMINAS en una ocasión. “Una mina digital nos permite tener mayor control sobre la seguridad y productividad en la operación. Asimismo, con una operación integrada, usando los datos de cada sistema, podremos realizar cambios instantáneos en cada paso del proceso de extracción del mineral hasta su comercialización. Esto tendrá un impacto considerable en la calidad de nuestro producto final y especialmente en la considerable mejora en los índices de seguridad”.

Quellaveco se ha convertido en el proyecto minero que más tecnología novedosa utilizará. Su plan de operar con camiones autónomos avanza y el yacimiento será también minado con camiones convencionales, que llevarán incorporados sistemas anticolisión y antifatiga, la norma en las grandes empresas mineras. La mejora continua de su productividad tendrá como cerebro un centro integrado de operaciones. Con todo, dijo Mancell, la política de la empresa es traer a la mina también gente sin experiencia en minería, en equipos mineros, y “trabajamos con esas personas, llevamos más de 450 horas de entrenamiento, y la verdad es muy emocionante y divertido trabajar con ese grupo. Este grupo de personas sin experiencia son todas mujeres de la región y hacen un buen trabajo”. La presencia de Quellaveco en Moquegua, dijo, será provechosa porque los actuales proveedores locales podrán convertirse, con el tiempo, la experiencia y la propia reinversión, en “proveedores de otras empresas”. “Es un crecimiento”, apuntó el ejecutivo de la minera con sede en Londres. “Trabajamos con los proveedores locales para aumentar sus capacidades”.

El preminado del proyecto Quellaveco, de Anglo American y Mitsubishi y de US$5,300 millones de inversión, comenzará en el segundo trimestre de este año, reveló Bryce Mancell, en una conferencia virtual organizada por el Colegio de Ingenieros del Perú. Reveló que utilizarán en esta etapa equipos mineros autónomos. “El preminado comenzará en Q2 (segundo trimestre, en inglés) de este año”, dijo el ejecutivo. Actualmente trabajan en la construcción del proyecto unas 11.000 personas y, cuando esté listo, Quellaveco creará 2,500 puestos de trabajo para la operación. Recientemente, Anglo American ha conseguido un hito más en su proyecto Quellaveco y logrado poner en operación su primera pala eléctrica para su proyecto en la región de Moquegua. “Luego de cuatro meses de trabajo, hemos completado en el Proyecto Quellaveco el ensamblaje de la primera pala eléctrica de cables, modelo 7495 Caterpillar SH01, uno de los equipos mineros más grandes que hay en el Perú. Este importante logro estuvo inspirado en nuestro propósito de apoyarnos en la tecnología para desarrollar en el Perú una minería moderna y con permanente innovación”, comunicó la empresa.

Se trata de la primera de las tres palas eléctricas que tendrán activas al iniciar la etapa de operaciones. La función de estos equipos, que son fundamentales para la flota de carga de la mina, será acarrear los camiones 794 AC durante las operaciones. Para eso las palas cuentan con un cucharón que puede cargar entre 109 y 120 toneladas por cada pase. Además, en octubre del año pasado Ferreyros comenzó los trabajos para implementar con éxito el primer proyecto de acarreo 100% autónomo en el Perú, en Quellaveco, y actualmente el primer camión autónomo minero en el Perú es un Cat 794AC, en el que los trabajos de instalación del hardware del sistema de autonomía ya han culminado. El camión autónomo está siendo probado en Quellaveco, aunque será el primero de muchos más. Ferreyros montará la innovación en «cerca de 30 camiones mineros Caterpillar, con capacidad de carga de 320 toneladas cada uno» que llegarán a Quellaveco en el transcurso de los siguientes años. La puesta en marcha de Quellaveco está programada para 2022.

Además, al inicio del 2020, la empresa Techint inició la etapa de soldadura de la línea de agua fresca del proyecto minero, retrasado por la aparición de la covid-19 y su consecuente impacto en la cantidad de personal en la zona. El ducto tendrá alrededor de 87 km de longitud y su razón de ser es canalizar el agua desde la zona de alta montaña hasta la planta de procesos Papujune. El esquema hídrico de la operación se basa principalmente en el uso del agua del río Titire, que no es apta para el consumo de las comunidades aledañas. El 90% de la obra se ejecutará en la zona de alta montaña, cuya geografía accidentada y clima adverso representan un gran reto para los más de 800 empleados de Techint que construyen la obra. El proyecto se desarrolla en la zona con temperaturas de hasta -20°C. La empresa encargada de la construcción de Quellaveco es la multinacional Fluor. En Quellaveco, según datos técnicos, se instalarán dos molinos SAG de 40 pies (12 metros) de diámetro y dos más de bolas de 28 pies (8.5 metros). Durante los primeros diez años de producción, se espera que Quellaveco produzca aproximadamente 300,000 toneladas por año a un costo en efectivo de US$ 1.05 por libra de cobre. Quellaveco es uno de los depósitos de cobre no desarrollados más grandes del mundo.

Con reservas minerales estimadas en 1,300 millones de toneladas, que contienen aproximadamente 7.5 millones de toneladas de cobre , Quellaveco tiene una vida de reserva de 30 años, con el potencial de extensiones adicionales dados sus recursos minerales adicionales estimados de 1,600 millones de toneladas, que contienen 6 millones de toneladas de cobre. El proyecto Quellaveco utilizará minería a tajo abierto y procesamiento por flotación para producir concentrado de cobre, así como molibdeno y plata como subproductos. 

Tom McCulley, CEO de Anglo American Quellaveco, en una entrevista concedida al Global Business Report, relató que antes del brote de covid-19, “estábamos haciendo un gran progreso” en la construcción del megaproyecto de cobre Quellaveco, de US$5.500 millones de inversión (aumentaron los costos por la pandemia), en la región de Moquegua. “Habíamos comenzado a incautar agua en el área de alta montaña, poner concreto en el área de trituración primaria y avanzar en la instalación de acero y mecánica en el área de la planta”, reveló el ejecutivo de la minera global con sede en Londres. “Uno de los hitos más importantes fue el movimiento de tierras, que se completó a principios de 2020. En el lado operativo, habíamos comenzado las obras iniciales en boxes, así como también comenzamos a operar cuatro de nuestros camiones 794. Más importante aún, habíamos comenzado nuestro programa de capacitación operativa, con mujeres locales manejando los camiones”. 

Sin embargo, admitió que la pandemia ha retrasado los avances de Quellaveco: “Desafortunadamente para nosotros, la pandemia ocurrió cuando estábamos en el pico de mano de obra y alcanzando los niveles más altos de productividad, por lo que ha tenido un impacto significativo en Quellaveco”.  Y añadió: “En los últimos meses hemos estado en un proceso de removilización y esperamos volver a los niveles máximos de rendimiento a finales de 2020 o principios de 2021. Hoy, no conocemos el alcance completo de covid-19, pero aún esperamos terminar en 2022 y seguimos buscando formas de mitigar todos los impactos, lo mejor que podamos”.

Quellaveco será una mina digital desde sus inicios pues Anglo American ha priorizado su iniciativa  FutureSmart Mining, un plan que reimagina la minería y materializa avances tecnológicos.  FutureSmart es una combinación de tecnología y sostenibilidad. “Quellaveco se ha enfocado en tecnología como la automatización, con herramientas digitales y analíticas que se unen a nuestro modelo operativo en Anglo American, que está a la vanguardia de la tecnología y la sostenibilidad. Analizaremos tecnologías futuras para incorporarlas a medida que avanzamos para asegurarnos de que estamos optimizando el uso sostenible de los recursos y siendo rentables”, dijo Tom McCulley. “Con el tiempo, creemos que Quellaveco será un catalizador para el cambio en la industria minera y FutureSmart es una gran parte de esto”. 

El 14 de junio de 2018, Anglo American anunció que había celebrado un acuerdo con Mitsubishi Corporation con relación a la adquisición propuesta por parte de Mitsubishi de una participación adicional de 21.9% en Anglo American Quellaveco SA, propietaria del proyecto Quellaveco, por una consideración total de US$ 600 millones. Tras el cierre de la transacción, el interés de Mitsubishi aumentó a 40%, mientras que Anglo American retuvo el 60%. El directorio de Anglo American aprobó el 26 de julio del 2018 el inicio de la fase de construcción de Quellaveco, la cual durará aproximadamente 41 meses. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)