Quellaveco: Anglo American cumple compromiso y no usará aguas del río Asana durante operación de megaproyecto de cobre

Quellaveco: Anglo American cumple compromiso y no usará aguas del río Asana durante operación de megaproyecto de cobre

Anglo American ha gestionado los permisos necesarios para asegurar que las aguas que hayan tenido contacto con la operación minera no sean descargadas al río Asana o al medio ambiente, cumpliendo de esta forma con uno de los compromisos asumidos por la empresa en la Mesa de Diálogo con Moquegua. 

Para ello, informa la empresa que le fue necesario realizar un estudio de disponibilidad hídrica con el cual se pueda establecer la cantidad de agua que se generaría en la zona de mina, producto de la lluvia y la perforación progresiva del tajo. De esta forma, Anglo American descarta el uso de agua del río Asana o de sus afluentes para la operación de la mina Quellaveco.

El estudio fue revisado por la Autoridad Nacional del Agua (ANA), corroborándose su validez técnica y, por ello, el 30 de junio del 2021, se emitió la resolución N° 595-2021-ANA/AAA.CO. El proceso incluyó el recojo y la absolución de preguntas presentadas por organizaciones agrarias de Moquegua.

Cabe señalar que la resolución N° 595-2021 también fue revisada por el Tribunal Nacional de Resolución de Controversias Hídricas, el cual, luego de un extenso análisis, la validó mediante la resolución N° 362 – 2022, que señala que no se ha acreditado afectación a la reserva hídrica de Moquegua ni se ha vulnerado la Ley de Recursos Hídricos.

Como se recuerda, durante la Mesa de Diálogo realizada entre los años 2011 y 2012, autoridades y población de la región Moquegua mostraron su preocupación respecto a las denominadas “aguas de contacto”, ya que estas, al haber tocado las actividades mineras, podrían representar un riesgo ambiental. Después de 18 meses de conversaciones, se estableció que Quellaveco debía realizar obras complementarias para la protección del río Asana y que las aguas de contacto no debían ser descargadas al ambiente, denominando a este principio “descarga cero”. 

Adicionalmente, para que la población no se sienta afectada por la cantidad de agua que no puede ser devuelta al río por haber tenido contacto con la operación minera, se estableció un compromiso adicional que consiste en la construcción de un sistema de almacenamiento de agua para el río Asana de 2.5 millones de metros cúbicos, el cual almacenará el recurso hídrico que en temporada de lluvias termina en el mar sin ser usada. Esta iniciativa está en marcha a cargo del Fondo de Desarrollo de Moquegua.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)