¿Qué es H2 Perú? Sepa a dónde apunta este nuevo gremio liderado por  Daniel Cámac

¿Qué es H2 Perú? Sepa a dónde apunta este nuevo gremio liderado por Daniel Cámac

El hidrógeno verde (H2) es una nueva tendencia mundial que permitirá tener una energía limpia y sostenible. En el Perú un grupo de personas han formado H2 Perú: Asociación Peruana de Hidrógeno, con la confianza de promover su uso y apostar por una nueva fuente de energía. Su lanzamiento oficial será en un webinar que se realizará el próximo 16 de marzo (si quiere participar de ella puede inscribirse aquí  http://bit.ly/3aYywq4). Daniel Cámac, presidente de este flamante gremio nos explica los objetivos de esta organización y del potencial del hidrógeno verde en nuestro país.

Se escucha mucho hablar de hidrógeno verde, ¿qué entendemos con ese concepto?

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo. Puesto que el hidrógeno no se encuentra prácticamente en estado libre sino combinado formando agua, biomasa y petróleo, debe obtenerse necesariamente a partir de fuentes de energía primaria. Esta esta la razón por la que se le denomina vector energético, al ser capaz de contener energía y liberarla cuando sea requerido. Hoy en día, el 90% del hidrógeno producido en el mundo se obtiene mediante un proceso de origen fósil, pero existen alternativas para generar hidrógeno a partir de energía renovable, y como su consumo no produce emisiones, excepto vapor de agua, estamos hablando de una energía con cero emisiones. Según un informe McKinsey publicado en el 2017, el consumo de hidrógeno representará el 13% de la demanda energética en el mundo en 2050. El objetivo es que sea un hidrógeno verde.

¿Cómo ingresa en el esquema de producción de energía en el mundo?

La producción del hidrógeno verde ayuda a aumentar la integración de energías renovables variables, debido a que la energía eléctrica variable puede ser transformada en hidrógeno, para su uso posterior. Por lo tanto, es el complemento ideal de las renovables junto con las baterías. El hidrógeno, además, viene a facilitar la descarbonización de sectores difíciles de electrificar, como el transporte pesado, la industria química o del acero, entre otros.

¿Qué implicará el desarrollo de la tecnología del hidrógeno verde en el Perú?

A nivel mundial, las necesidades en combustibles de bajas emisiones, hasta incluso cero emisiones, son altas y hacen que la demanda mundial en hidrógeno producida a partir de fuentes renovables aumentará sustancialmente en las próximas décadas. Los costos de producción irán cayendo, las tecnologías estarán progresando. En un futuro cercano (2030) la demanda será fuerte debido a la obligación internacional de limitar los efectos del cambio climático.

Para el Perú podría implicar el desarrollo de un nuevo mercado interno y de exportación. Estamos hablando del desarrollo de una nueva economía, de gran escala, basada en una energía sostenible, capaz de abastecer minerías, grandes industrias, edificios o zonas industriales, transporte, etc. A nivel mundial, los sectores del transporte liviano, refinería, química serán los primeros a transformarse hasta culminar en 2050 con el transporte pesado.

El Perú tiene aquí la oportunidad de crecer a través del hidrógeno verde: además de satisfacer el mercado interno, nuestros recursos naturales excepcionales en sol y viento nos permiten ser grandes productores de hidrógeno y exportar a los países que no cuentan con esa ventaja.

Para el Perú podría implicar el desarrollo de un nuevo mercado interno y de exportación«

¿Se están desarrollando proyectos en el país que ya usen hidrógeno verde?

Hoy, en el Perú, no existe ningún proyecto con hidrógeno verde. La única planta que usa hidrógeno lo produce a partir de la energía eléctrica que proviene de sistema interconectado nacional.

En todo caso, ¿cuáles serían sus aplicaciones?

El uso de hidrógeno como vector energético ha crecido cada vez más en los últimos años a través de las celdas de combustible para movilidad. Sin embargo, su producción y el consumo en la industria como elemento químico básico sigue siendo, por ahora, el más importante. El mercado futuro del hidrógeno, impulsado por una transición energética global que apunta a descarbonizar todo el sistema energético, tendrá una participación mucho mayor debido a la capacidad inherente de este vector para acoplar diferentes sectores. Según el Hydrogen Council, el mercado del hidrógeno al 2050 podría representar un 18% del uso de energía final, equivalente a un mercado de 2.5 trillones de dólares americanos anuales y lograr abatir cerca de 6 Gton/año de emisiones de CO2, equivalente a cerca del 20% de las emisiones actuales.

¿Cuáles son las ventajas y limitaciones del hidrógeno verde?

El hidrógeno verde permite desarrollar una economía nacional basada en una energía sostenible, es decir que es un elemento clave en la reducción de CO2. Hoy en día las limitaciones son más que todo su costo y el hecho que sea una tecnología en curso de desarrollo, pero estamos evaluando que, en 2025, gracias a los precios competitivos de la energía renovable asociados al avance tecnológico; el costo de operación del camión con combustible verde debería ser más económico que el fósil; y que, en 2030, representaría una reducción de costos de 20%. Con el hidrogeno verde, la descarbonización se hace posible y la reactivación económica actual da la oportunidad de activar una transición hacia la minería verde.

¿Cuál es el avance en la implementación de la tecnología del hidrógeno en la región?

En la región, Chile es muy adelantado. Ha publicado en el 2020 su estrategia nacional de hidrógeno verde, con el objetivo de ser el productor de hidrógeno verde por electrólisis líder a nivel mundial. Ya se ha desarrollado un piloto de complejo de producción de amoníaco verde basado en hidrógeno renovable por Enaex y se está trabajando con Corfo, Mining3 y varias mineras un ambicioso proyecto para replicar un sitio minero a escala y co-crear soluciones basadas en hidrogeno. Uruguay y Colombia también se han lanzado en esa carrera, liderada a nivel mundial por los Países Bajos, Alemania, o Japón.

Perú tiene un potencial enorme por sus características geográficas de proveer una energía limpia a los peruanos y más, de crear un mercado de exportación a países que no tienen la posibilidad de producir renovables, pero estamos hablando de una carrera a largo plazo. Se está preparando aquí nuestro futuro a 10, 20, 30 años. Para lograrlo hay que empezar desde ahora, es el momento de aprovechar esa oportunidad de desarrollo que se ofrece a nosotros.

H2 Perú, Asociación Peruana de Hidrógeno ha sido creada con esa intención.

En ese sentido, ¿la Asociación promoverá su uso?

Observando ese panorama y el potencial para la economía peruana, hemos decidido junto con Gaelle Dupuis y Carlos Diez Canseco de crear H2 Perú, Asociación Peruana de Hidrógeno para explorar el alcance de las oportunidades, la importancia que significa para el país y proponer una estrategia adecuada. Esperamos, a través de esa asociación sin fin de lucro, lograr un compromiso integral que involucre a las autoridades y organismos privados para construir una red de producción y de transporte que permita un acceso fácil a este recurso energético limpio.

Con los asociados, buscamos a la vez educar sobre hidrógeno verde, generar espacios de interacción que nos permite intercambiar visiones, experiencias, y necesidades para identificar oportunidades – conformando así el ecosistema del hidrogeno a nivel nacional –, vincularnos con nuestras homólogas a nivel internacional; tener representatividad ante los actores y autoridades del sector energético en Perú realizar estudios y ofrecer un marco operativo necesario al desarrollo de pilotos.

¿Ya han tenido avances en la consolidación de la organización?

Apenas constituida formalmente la asociación nos hemos reunido con el Ministerio de Energía y Minas y con el Ministerio del Ambiente, los cuales comparten la visión sobre el hidrogeno verde como parte de la estrategia de desarrollo al cual debe transitar el país en los próximos años. Nos estamos reuniendo con varios actores del sector. Goldfields y Engie han confirmado su participación, otras empresas del sector minería, energía, y otras industrias están finalizando su proceso de integración. Consultorías como Hinicio o Engie Impact se han sumado como socios estratégicos y estamos desarrollando alianzas con H2 Chile, la Sociedad Peruana de Renovables (SPR), así como otros asociaciones o actores internacionales