Proyecto Ariana: Sedapal solicita participar como «interviniente coadyuvante de la parte demandante»

Proyecto Ariana: Sedapal solicita participar como «interviniente coadyuvante de la parte demandante»

Sedapal informó a través de un comunicado que hoy miércoles 17 de febrero se presentará ante el Sexto Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, donde solicitará participar en el proceso «como interviniente coadyuvante de la parte demandante» contra el proyecto minero Ariana, que se construye en Junín.

«Sedapal vigila el recurso hídrico que abastece a la ciudad de Lima y Callao y vela por su calidad, por ello solicitará a una firma especializada de reconocido prestigio, independiente e imparcial, los correspondientes estudios Geomecánicos, Geotécnicos, Hidrogeológicos e Hidroquímicos que determinen si las actividades que tiene previstas realizar la Minera Ariana podrían generar impactos negativos en la estabilidad del túnel trasandino, así como el caudal y la calidad de las aguas que trasvasa hacia el río Rímac», sostuvo la empresa pública.

Refirió que el túnel transandino es el único medio de trasvase del agua almacenada en el sistema de lagunas de la cuenca del Atlántico hacia la cuenca del Pacífico y representa el 62% del volumen total de la reserva de agua de Sedapal para su uso durante los meses de estiaje, de mayo a noviembre.

«Es importante asegurar que las operaciones de Sedapal de captación, almacenamiento y conducción de las aguas de las lagunas alto andinas, para su potabilización y distribución en beneficio de más 10 millones de habitantes de Lima y Callao, no se vean afectadas con la actividad de Minera Ariana», subrayó la empresa pública en su comunicado.

En entrevista con este medio, Mario Guerra, gerente de Operaciones de Minera Ariana, sostuvo que «desde el punto de vista hidrológico, no existe posibilidad alguna de que Ariana pudiera afectar al sistema de trasvase Marcapococha, que está distribuido a lo largo de la parte alta de la cuenca del río Mantaro».

Sobre Sedapal, dijo que es importante destacar que la entidad «si bien nos ha manifestado sus preocupaciones sobre Ariana, nunca se ha opuesto a su desarrollo». «Entre los años 2014 y 2018, ha habido tres gerentes distintos en Sedapal, y han cambiado también los jefes de algunas áreas administrativas, rotación de personal que suele caracterizar al sector estatal», refirió. «Entendemos en ese contexto que si un nuevo gerente recibe información de un proyecto minero que recién conoce, solicite información sobre el mismo». 

Añadió que «todos los estudios e informes, incluso uno de ellos de la consultora Walsh, solicitado por Enel y Sedapal, concluyen que el depósito de relaves no significa un riesgo para el túnel trasandino».

Ariana tiene proyectado producir alrededor de 26.000 toneladas métricas de concentrado de cobre y 22.000 toneladas métricas de concentrado de zinc por año. La planta de beneficio tendrá una capacidad para tratar 2.000 toneladas por día de mineral, en dos circuitos de flotación; uno de cobre y otro de zinc.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)