Proyectan déficit de 6 millones de toneladas de cobre para 2030 por aumento de vehículos eléctricos y renovables

Proyectan déficit de 6 millones de toneladas de cobre para 2030 por aumento de vehículos eléctricos y renovables

La demanda mundial de cobre, un componente esencial en la fabricación de vehículos eléctricos (EV) y productos electrónicos de consumo, superará la oferta en más de seis millones de toneladas para 2030, proyecta Rystad Energy. Un déficit de esta magnitud tendría ramificaciones de gran alcance para la transición energética, ya que actualmente no existe un sustituto para el cobre en las aplicaciones eléctricas. 

Rystad Energy proyecta que la demanda de cobre aumente un 16% para fines de la década, alcanzando los 25,5 millones de toneladas por año (tpa) para 2030. Las estimaciones basadas en los proyectos actuales y esperados muestran que el suministro alcanzará los 19,1 millones de tpa, muy por debajo de la cantidad necesaria para satisfacer la demanda.

La inversión en la minería del cobre es riesgosa ya que las operaciones actuales están cerca de su capacidad máxima debido a la calidad del mineral y al agotamiento de las reservas, lo que ejerce una presión al alza sobre los costos de producción y las emisiones. Sin embargo, los precios del cobre actualmente son altos, lo que podría alentar a los inversionistas a aceptar un mayor nivel de riesgo.

“Las inversiones mediocres en la minería del cobre están afectando la oferta, ya que la inestabilidad del mercado provocada por la pandemia alienta a los inversores a conservar su capital. A medida que la transición energética continúa a buen ritmo y la adopción de EV crece en naciones populosas como China e India, la industria minera del cobre requiere una inversión significativa para mantenerse al día con la demanda”, dijo James Ley, experto mundial en metales energéticos y vicepresidente sénior de Rystad Energy.

Las perspectivas para la inversión en cobre pintan un panorama sombrío para el suministro futuro, lo que indica que podría surgir un déficit de suministro significativo a partir de 2023. El aumento esperado de la demanda se debe al crecimiento del mercado de las energías renovables (solar, eólica terrestre y marina, entre otras), vehículos eléctricos, construcción y electrónica. Con el crecimiento económico proyectado de la India y la construcción de vehículos eléctricos de China, la proyección de la demanda podría terminar siendo conservadora y el déficit de oferta aún más grave.

En los últimos años, los inversores mineros se han centrado principalmente en los proyectos de menor riesgo, al mismo tiempo que ofrecen altos dividendos. Junto con los problemas actuales de bloqueos por pandemia, paros laborales y retrasos, el crecimiento de la oferta de cobre se ha desacelerado.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)