Primero el circuito de plomo, luego el de zinc: los planes de los trabajadores de La Oroya

Primero el circuito de plomo, luego el de zinc: los planes de los trabajadores de La Oroya

La compañía Nueva La Oroya S.A. estará a cargo del Complejo Metalúrgico La Oroya (CMLO), ubicado en el distrito de La Oroya, región Junín. El último jueves, la junta de acreedores de la empresa Doe Run Perú (DRP), indicó que transferirá dicho complejo a Nueva La Oroya, en tanto las acciones de esta nueva empresa estará en manos de todos acreedores laborales de Doe Run que opten por acogerse a un proceso denominado “dación en pago”.

El representante de los acreedores laborales de Doe Run Perú, Luis Castillo, señaló que, en efecto, se tiene planes para reactivar a futuro el complejo metalúrgico, toda vez que ha estado totalmente paralizado desde febrero de este año. En diálogo con Gestión.pe, Castillo dio a conocer los próximos pasos respecto a lo que será la nueva refinería metalúrgica.

Primero se debe concluir el proceso de la dación en pago para saldar parte de la deuda que tiene Doe Run con sus trabajadores y ex trabajadores, la misma que alcanza los US$ 153 millones. 

Indicó que los trabajadores que decidan acogerse al proceso de dación y finalmente se podrá conocer el número de trabajadores que tendrá la nueva compañía, con los cuales se llevará los próximos planes con un horizonte de inicio a partir del año 2021.

Lo primero que se tiene planeado es iniciar con el mantenimiento de todos los equipos, lo cual demandará 45 días. Posteriormente comenzará la reactivación de los tres circuitos para transformar mineral polimetálico. Se empezará por el circuito de plomo, luego el de zinc y finalmente el de cobre, que necesita mucha inversión.

Otro de los puntos que se reactivarán serán los talleres de mantenimiento, reparación de equipos y preparación de todo lo que requieran las grandes mineras.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)