Presidente del IIMP, sobre protestas en Espinar: «No se puede ceder a la presión de ciertos grupos violentos»

Presidente del IIMP, sobre protestas en Espinar: «No se puede ceder a la presión de ciertos grupos violentos»

Víctor Gobitz, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú reseñó que el país cuenta con «diez proyectos mineros de cobre con posibilidad de ser desarrollados, lo cual nos ayudaría con dicho propósito en los siguientes años».

Uno de estos proyectos es Tía María, que está casi listo para su construcción y demandaría una inversión de US$ 1.400 millones y aportaría más de 15.000 puestos de trabajos, entre directos e indirectos, en los dos o tres años que dure su construcción. 

«Sería muy importante contar con el desarrollo de más proyectos de cobre, especialmente si tomamos en cuenta que el precio de este metal alcanzaría su pico entre el 2023 y 2024, según proyecciones», advirtió. 

Otro de estos diez proyectos cupríferos es Integración Coroccohuayco (Cusco) de Compañía Minera Antapaccay, que esta semana sufrió actos vandálicos en su campamento minero. Además, días atrás dos camiones de la empresa minera MMG Las Bambas fueron incendiados por el mismo motivo. 

«No se puede ceder a la presión de ciertos grupos violentos que tienen la capacidad de bloquear cualquier un proyecto u operación, y que no necesariamente representan a las poblaciones más vulnerables de la zona, que son justamente los que tienen mayor legitimidad de recibir el apoyo que brindan las empresas», dijo.  

Respecto a la ratificación del Acuerdo de Escazú, que se encuentra actualmente en debate en nuestro país, Victor Gobitz espera «un análisis más amplio y profundo de nuestras autoridades» pues «sería importante contar con la mirada de excancilleres, gremios, instituciones y, por supuesto, de la academia, para tomar una decisión acertada».

Una reciente encuesta nacional elaborada por Ipsos Perú reveló que el 83% de peruanos considera que el sector minero desempeñará un papel importante para sanar la economía peruana, dañada por la pandemia y las medidas gubernamentales ligadas a mitigar su expansión.

«Estos datos reflejan que la población en general tiene una percepción muy positiva sobre la industria minera, una industria que no solo tiene un enorme poder dinamizador, sino que además está presente en los rincones más alejados de nuestro país, promoviendo una verdadera descentralización», sostuvo Víctor Gobitz, en su habitual columna Semáforo Minero.

El también presidente ejecutivo de Compañía de Minas Buenaventura refiere que «la realidad nos dice que debemos aprovechar al máximo sus efectos multiplicadores para compensar la caída de nuestra economía, que este 2020 sería del orden del 12%».

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)