Petroperú inicia acciones legales contra exfuncionarios

Petroperú inicia acciones legales contra exfuncionarios

Informa Petroperú que desde setiembre, al haber sido designado el nuevo directorio de la empresa, se ha “venido tomando conocimiento de hechos irregulares identificados” por su área de auditoría interna y riesgos” que involucran la gestión de exfuncionarios. Por ello, la nueva administración de la empresa iniciará los procesos administrativos y legales correspondientes “con el fin de corregir las graves situaciones detectadas”.

Entre los hechos identificados se encuentra la contratación de asesorías legales por un estimado de S/10 millones durante el 2019. Según la petrolera estatal, estos contratos incumplieron la normativa interna establecida para los procesos de selección.

Durante los meses de junio, julio y agosto de este año se otorgaron “remuneraciones variables a los gerentes que reportaban directamente al exgerente general Carlos Barrientos Gonzales por el supuesto cumplimiento de metas”, informa la empresa. “En el caso específico del exgeerente general, el exdirectorio de Petroperú aprobó otorgarle de forma retroactiva dicha remuneración variable, consignando para ello información distinta a las metas reales cumplidas”.

Subraya la petrolera que “otra grave situación encontrada es la inadecuada gestión de compra de hidrocarburos, lo que habría venido generando sobrestimación de costos y distorsiones en los precios”.

La compañía también afirma que se han detectado “deficiencias en la gestión de donaciones correspondientes a gastos de gestión social efectuados durante los ejercicios 2017 y 2018, lo que ocasionó que Petroperú pague mayor impuesto a la renta”.

El Comité de Talento de Petroperú, presidido por el exgerente general, acordó en setiembre de 2020 continuar con el proceso de evaluación de desempeño del personal. Informa ahora la empresa que esto siguió avanzando “a pesar que se había manipulado el 75% de las evaluaciones, así como recibido más de 300 reclamos por parte de los mismos trabajadores”. El resultado de estas evaluaciones está estrechamente relacionado con las asignaciones salariales especiales o bonos.

Según Petroperú, su anterior administración es ocasionó la reducción de su participación de mercado de 54% en el 2019 a 30% en el 2021 y retrasó el arranque de la Nueva Refinería Talara. También sostienen que otorgaron una línea de crédito a la empresa Sociedad Peruana de Gas S.A.C. que ha “generado una deuda a la empresa por más de S/30 millones, actualmente sin respaldo alguno”.

La nueva administración de Petroperú también investiga por qué la antigua Refinería Talara ha detenido su producción por dos años “sin un informe técnico adecuado”, lo que ha dejado a la compañía “sin capacidad de refinar crudo para abastecer al mercado nacional”. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)