Perupetro: Pandemia se traga la mitad de la producción petrolera diaria del Perú

Perupetro: Pandemia se traga la mitad de la producción petrolera diaria del Perú

La pandemia de Covid-19 se ha tragado la mitad de la producción petrolera diaria del Perú, que en febrero superó, luego de cinco años, los 60.000 barriles por día (bpd) y en mayo promedia 30.000 bpd, según Seferino Yesquén, presidente de Perupetro, la agencia que promociona las inversiones en hidrocarburos en el país.

“La pandemia nos lleva de 61.000 bpd en febrero a 30.000 en mayo”, dijo el funcionario en una conferencia virtual de la entidad. “Prácticamente ha desaparecido la producción de la selva, Talara se mantiene firme. Todos los campos petroleros pasan a ser antieconómicos y a pesar de ello se siguen pagando las regalías», expresó. “Hay que cuidar que no se destruya más la capacidad productiva de petróleo y gas en el país”.

La pandemia de coronavirus le suma más incertidumbre a una industria sumamente volátil y de ciclos, que cae cuando debe subir y sube cuando debe caer. “Es un mercado que nunca está en equilibrio”, comentó Yesquén, con décadas de experiencia en la industria y un conocimiento profundo de sus engranajes. De allí que sostuviera que pasará mucho tiempo para que el barril vuelva a los US$60 en los mercados internacionales. El martillazo del coronavirus, adicionados a los desacuerdos de cuotas entre los EEUU, la OPEP y Rusia, acható el precio del petróleo hasta los US$20, azotado además por problemas globales de capacidad de almacenamiento, las mismas dificultades, según Yesquén, que afronta el Perú.

Como era de esperarse, la caída del petróleo ha tenido un impacto relevante en la recolección mensual de regalías. En enero, estas llegaron a los US$62,8 millones para desplomarse hasta los US$13.3 millones en abril, monto que para el presidente de Perúpetro, conferencista de ¿Qué están haciendo las empresas petroleras durante la emergencia de la COVID-19?, es “preocupante” y sin descartar que las cifras de mayo podrían ser mucho más desalentadoras. Sobre el canon para las regiones, expuso que en Piura y Tumbes disminuyó en 68,8%, pasando de US$12,8 millones en enero a US$4 millones en abril.

Seferino Yesquén, no obstante, recordó que la labor de la industria ha sido y es mportante porque garantiza el flujo de energía, necesaria para hospitales y los aparatos médicos como ventiladores y demás. Resaltó también que “hoy más que nunca” es notoria la importancia de los productos de la petroquímica, que tiene como materia prima el petróleo y el gas natural. “La energía y los hidrocarburos también tienen sus héroes”, señaló.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)