Pedro Castillo planea nacionalizar yacimientos como Yanacocha, Antamina y Quellaveco

Pedro Castillo planea nacionalizar yacimientos como Yanacocha, Antamina y Quellaveco

Pedro Castillo es el único candidato que, hasta el momento, tiene asegurado su participación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en el Perú con el partido Perú Libre, y ahora las cuentas oficiales del partido han comenzado a difundir su plan de gobierno. Con respecto a la soberanía, el partido afirma, en la página 62 de su plan de gobierno, que “la estatización o nacionalización de los principales yacimientos mineros, gasíferos, petroleros y centros energéticos, es lo que garantizará dar uso a nuestros recursos con la soberanía del caso”. Aquí pueden consultar el plan de gobierno de Perú Libre.

Refiere el partido político fundado por Vladimir Cerrón, condenado por corrupción, que el Estado “debe tomar el control total sobre tres importantes sectores que generan riqueza inmediata”. Y añaden: “Los principales yacimientos de la gran y mediana minería como Yanacocha, Antamina, Toromocho, Marcona, Cuajone, Quellaveco, Toquepala, etc., deben ser nacionalizados y pasar descentralizadamente a la administración de los gobiernos regionales según su jurisdicción”. 

Afirman que el yacimiento gasífero de Camisea, los pozos petroleros, refinerías y centrales hidroeléctricas también deben pasar a manos estatales. “En todas estas empresas explotadoras de recursos materiales y humanos, somos los peruanos quienes hacemos el trabajo más duro y difícil por lo que la presencia de los extranjeros no es imprescindible para que la misma funcione”, afirman en el capítulo XVIII de su plan de gobierno.

Perú Libre pone como ejemplos de nacionalización exitosa de recursos a países como Cuba, Uruguay, México, Colombia, Bolivia pero también a Siria, Venezuela, Irak, Libia, Argelia, Nigeria, Irán, Kazajistán y otros. “Este recuento nos demuestra que los países que mantienen el control estatal del petróleo son países con buena estabilidad económica”, afirmaron en su plan de gobierno. 

Refieren además que el Estado peruano tiene toda la potestad de explotar y administrar todos los recursos estratégicos en su territorio, previa consulta con los pueblos de la zona de influencia, pero “antes debe reconocer constitucionalmente los derechos y soberanía sobre el suelo y subsuelo de las comunidades campesinas y nativas” y otorgar a la consulta previa “un carácter vinculante para su cumplimiento, incluyendo la capacidad de veto”.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)