Pasivos no solucionados en el río Rímac aumentan concentración de plomo, según INEI

El Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI), mediante un informe técnico, reveló que en enero de este año creció en más de 100% la concentración de plomo, hierro y cadmio en  la cuenca del río Rímac y que afectan la planta de tratamiento de agua potable. Actualmente existen 384 pasivos mineros en la mencionada cuenca.

Comenzando con el plomo, la concentración de este metal pesado en las plantas de tratamiento de Sedapal alcanzó en enero los 0.005 microgramos por litro (mg/l) como máximo, lo que significó un aumentó de 150% en comparación al mismo mes del año pasado. Vale decir que este porcentaje es igual al de diciembre del 2018.

En el informe del INEI da detalles también sobre la concentración del hierro, que alcanzó los 0.137 mg a inicio del 2019, 55.7% más respecto a enero de la temporada pasada, y de 153.7% comparando con el último diciembre.

En el caso del cadmio, la presencia de este metal aumentó su concentración en el río Rímac en 81.8% a principio de año en comparación a enero del 2018,y en 200% respecto al pasado diciembre.

En un reporte de Sedapal, la entidad no detalla si el plomo, hierro y cadmio en la cuenca del Rímac están debajo de los límites permisibles tras el proceso de tratamiento, informó el diario Gestión.

Asimismo, dicho diario mencionó que la asesora de la comisión de Pueblos Andinos del Congreso, María Torres, sostuvo que podría incrementarse la contaminación en el río Rímac por la temporada de lluvias.

Con el problema de que existen 384 pasivos mineros en la mencionada cuenca, Torres dijo que el Ministerio de Energía y Minas demora 5 años para hallar a los responsables de estos residuos contaminantes, por  lo que aseguró que su comisión buscará solucionar ese vacío legal.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)